ES · FR
 
El Señor de los Anillos: Viajes por la Tierra Media

Un mundo por descubrir

Un adelanto de la exploración en El Señor de los Anillos: Viajes por la Tierra Media

Entonces algo de los Tuk renació en él: deseó salir y ver las montañas enormes, y oír los pinos y las cascadas, y explorar las cavernas, y llevar una espada en vez de un bastón.–J.R.R. Tolkien, El Hobbit.

El camino llama con su canto de sirena incluso a los viajeros más reacios, invitándolos a dejar atrás las comodidades del hogar y experimentar todo lo que el mundo puede ofrecer. Con El Señor de los Anillos: Viajes por la Tierra Media, tus amigos y tú podréis embarcaros en vuestras propias aventuras y vivir el legendario mundo fantástico de J.R.R. Tolkien a una escala sin precedentes mientras completáis capítulo tras capítulo de una épica campaña.

Incluso los viajes más ambiciosos empiezan con algo tan humilde como un paso. La Tierra Media es vasta, y os toparéis con todo tipo de personas y lugares en vuestro esfuerzo por poner freno a la amenaza del mal. Antes de que tu Comunidad pueda partir a su primera aventura, es bueno saber qué le aguarda en los territorios inexplorados de Endor.

Únete a nosotros hoy para conocer cómo funciona la exploración en El Señor de los Anillos: Viajes por la Tierra Media.

Deja atrás tu hogar

Los paisajes de la Tierra Media son de lo más diverso, desde los picos nevados de las Montañas Nubladas hasta los yermos estériles de Mordor, desde la belleza más arrebatadora hasta los territorios más inhóspitos. Cada vez que partes en una nueva aventura por este mundo, la aplicación complementaria del juego construye un nuevo tablero formado por algunas de las 22 piezas de tablero de viaje de doble cara (o las dos piezas de tablero de batalla más grandes, también de doble cara) y llena este entorno de distintos tipos de zonas para explorar, amenazas que investigar y gente por conocer. Y como todos los componentes de cada escenario se generan de forma procedimental, nunca jugarás al mismo escenario dos veces: cada una de tus aventuras será una sorpresa.

Sea cual sea el territorio en el que te hayas adentrado, para avanzar en tu aventura tendrás que explorarlo, con lo que además encontrarás nuevos objetos, acumularás experiencia y lucharás por rechazar las tinieblas que lo invaden. Todo esto lo conseguirás con acciones: cada héroe puede realizar dos por turno, como moverse por el mapa o interactuar con las fichas de búsqueda, personaje y amenaza diseminadas por el tablero.

Nunca se sabe lo que vas a encontrar al explorar la Tierra Media (¿una banda de rufianes?, ¿un hombre herido a un lado del camino?), pero sea lo que sea, al interactuar con una ficha es probable que tengas que poner a prueba tus habilidades. Imagina por ejemplo que estás contemplando unas antiquísimas escaleras de caracol que se adentran en las profundidades de la tierra. Si quieres bajar para explorar la sima, puede que tengas que hacer una prueba de Agilidad.

En nuestra noticia anterior, ya describimos el funcionamiento básico de las pruebas que puedes hacer con las cinco características de tus héroes. Aunque revelar iconos de éxito de tu mazo de habilidades es el método más directo para superar una prueba, en El Señor de los Anillos: Viajes por la Tierra Media hay otras muchas formas de tener más control tanto sobre el mazo en sí como sobre el resultado de las pruebas. Más vale prevenir que curar y, al final de cada ronda, los héroes tienen la posibilidad de reagruparse y prepararse para los retos que les aguardan.

Además de incorporar la pila de descartes a su mazo de habilidades y barajarlo, en la fase de reagrupamiento los héroes también pueden otear, que consiste en revelar las dos primeras cartas del mazo de habilidades y elegir una para prepararla. Cuando preparas una habilidad, la colocas bajo tu hoja de héroe y, desde ese momento, puedes hacer uso de sus capacidades. Por ejemplo, si Legolas ha preparado su habilidad de Pies ligeros, puede descartarla al interactuar con una ficha de búsqueda o amenaza para sustituir la prueba que corresponda por una de agilidad y multiplicar así sus posibilidades de tener éxito, ya que es uno de sus puntos fuertes.

Tener preparadas sus habilidades es sin duda una gran ventaja para cualquier miembro de la Comunidad, pero no es el único beneficio que obtienes al otear. Las cartas que no prepares vuelven a colocarse encima o debajo del mazo, y tú decides que es lo que más le puede convenir a tu héroe en ese momento. Por ejemplo, podrías asegurarte un icono de éxito en tu próxima prueba si pones encima del mazo la carta de Bilbo El lado Tuk o enterrar una carta menos útil en el fondo del mazo.

Explorar es una recompensa en sí, y también puede ayudarte de otra forma con tus pruebas. En el nivel de dificultad estándar del juego, todas las piezas de tablero de viaje tienen un recuadro en el que puede colocarse una ficha de exploración en el momento en el que se añaden al tablero. Cuando un héroe explora la pieza, retira la ficha del tablero y le da la vuelta para convertirla en una ficha de inspiración, que puede usarse durante las pruebas para convertir iconos de destino (las hojas plateadas) en iconos de éxito. El peligro acecha en cada rincón, así que manipular cuidadosamente tu mazo de habilidades y elegir la ocasión perfecta para gastar las fichas de inspiración es fundamental para sobrevivir en la Tierra Media.

Las herramientas del viaje

Todos los héroes a los que puedes elegir para jugar a El Señor de los Anillos: Viajes por la Tierra Media, tanto el montaraz dúnedain Aragorn como Gimli con su fiel hacha, son aventureros curtidos acostumbrados a los rigores del viaje. Sin embargo, todo héroe que se precie sabe que, en ocasiones, la habilidad de uno no basta. Para ayudarles en sus aventuras, estos héroes se han pertrechado con equipo variado que le será de utilidad en el camino.

No hay duda de que una espada, un arco o una buena cota de malla son fundamentales en el fragor de la batalla, pero fuera de ella los héroes disponen además de pertrechos que les facilitarán la exploración. Por ejemplo, la Cuerda permite a un héroe convertir un icono de destino en uno de éxito en las pruebas que requieran vigor o agilidad.

Eso sí, no podrás usar tu Cuerda o los otros pertrechos eternamente. Cuando un héroe se equipa con un pertrecho, pone encima de la carta de este tantas fichas de desgaste como indique el número de la esquina inferior izquierda. Cada vez que se desgasta un pertrecho, se retira una de las fichas, y cuando no queden más, ya no puede volver a usarse durante el resto de la partida.

Otros pertrechos mejoran las habilidades de tu héroe de otras maneras. Algunos, como el Pañuelo, te ayudan a interactuar con las gentes de la Tierra Media, proporcionándote más inspiración y permitiéndote realizar una acción adicional. Otros, como la Antorcha, son valiosísimos para protegerte del miedo que puede atenazarte mientras deambulas por los lugares más tenebrosos del mundo.

Las aventuras pueden llegar a ser agotadoras, incluso para los héroes más curtidos, pero si haces una breve pausa para relajarte y usas tu Vieja pipa al final de la ronda, estarás más preparado para enfrentarte a la siguiente amenaza. A medida que avance la campaña encontrarás otras eficaces maneras de darle uso a tus pertrechos, además de poder mejorarlos como ocurre con tus armas y armadura.

Echaremos un vistazo en profundidad a los objetos y el modo de mejorarlos en un futuro adelanto.

Decenas de sendas por explorar

La Tierra Media se extiende ante ti. Aunque los muchos caminos que la recorren pueden estar plagados de peligros y oscuridad, a aquellos que tengan el coraje de dar el primer paso para explorarlos les esperan sorprendentes aventuras. Explora todo aquello que tiene para ofrecerte Endor con El Señor de los Anillos: Viajes por la Tierra Media.