ES · FR
 
Twilight Imperium Cuarta Edición

Un Consejo galáctico

Repasamos las fases de Estado y Consejo Galáctico en Twilight Imperium

Twilight Imperium Cuarta Edición no es solo un juego de grandes flotas de naves dispuestas a conquistar la galaxia, también es necesaria la diplomacia política para seguir adelante. En una partida, los jugadores no solo combaten con sus enemigos, también deben trabajar con sus rivales en el consejo galáctico para emitir leyes que les permitan convertirse en los más grandes y hundir en la miseria a sus adversarios.

Vamos a repasar las fases de Estado y Consejo Galáctico de Twilight Imperium Cuarta Edición. Estas fases siguen a la fase de acción, y permite a los jugadores votar nuevas leyes, conseguir objetivos y recuperar sus fichas de mando.

Un pequeño descanso

La fase de estado permite que las facciones se preparen para las batallas que vendrán, se avanzan las opciones para reclamar la victoria y la galaxia se va adentrando en una nueva y violenta era.

Lo primero que ocurre es que los jugadores pueden anotarse puntos por objetivos. Un jugador puede anotarse un objetivo público y uno secreto que hayan conseguido durante el turno. Este momento puede ser muy intenso en cualquier partida, ya que, si algún jugador consigue diez puntos de victoria, la partida se termina inmediatamente.

Una vez que los jugadores se han anotado sus objetivos, se muestra uno nuevo, que se podrá anotar durante la siguiente ronda. Esta fuente continua de nuevos objetivos le da una dirección a seguir a cualquier imperio para que pueda continuar su conquista de la galaxia.

Tras esto los jugadores recuperan sus flotas al reasignar sus fichas de mando, las naves se reparan y se consiguen nuevas cartas de acción. Los planetas que se usaron en la construcción de las flotas también se recuperan, para estar disponibles durante la próxima fase de Consejo Galáctico.

Los jugadores también tienen la oportunidad de reasignar sus fichas de mando en la hoja de mando, para decidir en qué prefieren centrarse entre Táctica, Flota y Estrategia. La fase de estado da la oportunidad de examinar tu posición entre las demás facciones y decidir el mejor curso de acción para seguir avanzando.

Leyes galácticas

La fase de Consejo Galáctico tiene lugar tras la fase de Estado, pero después de que algún jugador haya reclamado Mecatol Rex. La galaxia no funciona sola, y aunque las facciones compiten por la dominación, se reúnen en un Consejo Galáctico para establecer leyes y reglas para toda la galaxia.

Esta fase comienza mostrando una carta del mazo de Consejo Galáctico. Estas cartas muestran a los jugadores algunas opciones a elegir. Puede ser escoger a un jugador para que gane un punto de victoria o una solicitud para prohibir alguna tecnología. Por ejemplo, Divulgar planos de armas puede ser una forma de igualar la partida, ya que permite que todos puedan desarrollar Estrellas de guerra, o castigar a los que ya hayan hecho ese desarrollo. Por otra parte, Fragmento del trono hace que el consejo elija a un jugador para que gane un punto de victoria. Sin embargo este punto de victoria puede arrebatarlo cualquier jugador que gane un combate contra el dueño de la carta. Estas cartas representan decisiones importantes y afectan al desarrollo del juego de forma directa.

Cada jugador presenta sus votos a favor de una única resolución de la carta, para ello agota los planetas que desee, que dan tantos votos como su valor de Influencia.

En este momento los jugadores pueden negociar entre ellos para conseguir votos. Durante esta fase cada jugador puede cerrar un máximo de un acuerdo con cada otro jugador. Si un acuerdo se puede resolver de inmediato, es un acuerdo vinculante y los jugadores deben respetar los términos y completar todas las transacciones pactadas. Si el acuerdo no se puede cumplir de inmediato, como un pacto de no agresión, por ejemplo, no es un acuerdo vinculante y puede incumplirse sin repercusiones.

Hay que tener cuidado con los planetas que se agotan para conseguir votos en la primera carta de Consejo Galáctico, ya que tras resolver esta primera votación se muestra una segunda carta que puede ser incluso más importante. Se repite el mismo proceso de votación ya descrito, pero solo se podrán usar los planetas que no estén agotados, así que es probable que en esta segunda votación se busquen acuerdos para asegurar los resultados. Será necesario un buen instinto político para moverse entre las leyes y conseguir que la propia facción salga beneficiada sobre las demás.

Domina la galaxia

Las enormes flotas de naves son la columna vertebral de una conquista galáctica, pero la diplomacia y la política son el cerebro de esa conquista. Cada votación puede acercarte a tu objetivo, y sentarte en Mecatol Rex como el legítimo gobernante de la galaxia.


 

Ver más