ES · FR
Star Wars: Al Filo del Imperio

Tras las puertas blindadas

Descubre cómo es jugar en una aventura de Al Filo del Imperio

¿Cómo es participar en una sesión del juego de rol de Star Wars: Al Filo del Imperio? Es como adentraros en vuestra propia película de La Guerra de las Galaxias.

En los anteriores artículos hablamos sobre las reglas del juego, la forma en la que imbuye obligaciones personales en los personajes, su tratamiento de los exiliados sensibles a la Fuerza, y de las oportunidades que ofrece a sus DJ. Sin embargo, hoy en lugar de centrarnos en más de las reglas del juego, vamos a hacerlo en la experiencia de juego.

Así que, si jugar una aventura de Al Filo del Imperio es como entrar en vuestra propia película de la Guerra de las Galaxias, comencemos por preparar la escena…

      -¡Han dado a Rezzik! ¡Cierra las puertas blindadas!-

    Miré hacia arriba, sorprendido. Tan’drel estaba justo encima de mí, apuntando hacia la plataforma de atraque de la estación espacial abandonada que estábamos explorando en los confines del Espacio Salvaje, más allá de Bakura. Disparos de bláster atravesaban el aire. Rezzik, nuestro mercenario trandoshano, se agazapaba tras unas cajas, devolviendo el fuego. Apenas podía verle.

    -¿Está bien?-, pregunté.

    Tan’drel miró. –Tiene su rifle apoyado sobre las cajas-, dijo. Ambos sabíamos lo que eso significaba: A Rezzik le encantaba demostrar lo grande y fuerte que era; nunca apoyaría su rifle en nada, a menos que estuviese gravemente herido.

    Me llevó unos segundos encontrar los controles de las puertas blindadas… demasiado tiempo. Ya estaba en panel de acceso, pero había estado tratando de acceder a los planos de la estación. Hubiese deseado que fuese más sencillo cambiar de tareas. Además, el panel de acceso estaba dañado y funcionaba mal. Hubiese deseado que no lo estuviera.

    -Un momento-, dije. –Un momento-.
    -No soy yo el que te tiene que preocupar-, dijo Tan’drel.
    -Pásame mi llave inglesa-, le dije a Tan’drel. Al sentir el frio metal en la palma de la mano, dije, -Oye, ¿qué hay de Jak? Creía que estaba vigilando a Rezzik-.

    Tan’drel estaba a punto de responder, pero escuchamos estallar algo. Miramos. Al otro lado de la plataforma de atraque, el lugar en el que Rezzik se había agazapado tras el montón de cajas había explotado por los aires. Dos droides de seguridad avanzaban a través de las puertas abiertas. Un tercero comenzó a andar, pero cayó al suelo cuando unos disparos de bláster le reventaron la cabeza.

    -¡Vamos, Cass!-, me maldije a mí misma. -¡Céntrate!- Bajé la cabeza y dirigí mi atención a acceder a los controles de las puertas blindadas. Vale… vale… bien. Aquí está la plataforma de atraque. Aquí están las puertas orientales… -¡Lo tengo!- Cerré las puertas y me giré para mirar hacia Tan’drel, pero ya se había ido. Estaba corriendo a través de la plataforma de atraque. Luego se ocultó detrás de cobertura cuando los droides de seguridad le vieron y comenzaron a disparar.

    Los segundos siguientes se destacaron por una cacofonía de disparos de bláster efectuados desde todas direcciones. Tan’drel logró acercar varias veces a uno de los droides, pero siguió avanzando. El otro había desaparecido. No sabía dónde estaba. Luego sentí el aire cerca de mí supercalentarse durante un instante y escuché retumbar el muro de detrás. Me tiré al suelo y eché mano a mi bláster, pero ya podía ver al droide apuntándome para rematarme. Sabía que estaba acabada.

    Ese fue el momento en el que apareció Rezzik. Su primer disparo destruyó la pierna del droide, que cayó al suelo. El segundo disparo de Rezzik le dio directamente en el pecho. Pude ver las chispas. Eso debería haber bastado, pero Rezzik no opinaba así. Cargó hacia delante y golpeó al droide con su carabina como si fuese un martillo pilón, hundiéndole la cabeza. Los brazos del droide cayeron al suelo.

    Nunca había estado tan contenta de ver a Rezzik, pero se estaba tambaleando y sangraba profusamente. –Estúpidos droides-, dijo. Y Luego de desplomó.

Crear vuestras propias aventuras con Al Filo del Imperio

Con un poco de imaginación, Al Filo del Imperio hace que resulte sencillo disfrutar de toda una galaxia de historias épicas de Star Wars. Tú y tus amigos interpretaréis a los héroes, a menudo un grupo de perdedores que se esfuerzan por pagar viejas deudas, redimirse y reencontrarse con antiguos amores largo tiempo perdidos.

Durante una aventura de Al Filo del Imperio seréis al mismo tiempo un personaje, un narrador y un actor. Un miembro del grupo actuará como Director de juego (DJ), y el resto asumiréis el papel de personajes que viven en los márgenes del espacio o la sociedad civilizada… normalmente ambos. Trabajando juntos, usaréis la información de vuestros personajes, dados especiales y vuestra imaginación para al mismo tiempo crear y jugar fantásticas historias de Star Wars. Por el camino os encontraréis con gran cantidad de acción, suspense, batallas espaciales, exploración, y algún que otro soldado de asalto, contrabandista, cazarrecompensas o señor del crimen hutt.

Para que os hagáis una mejor idea de cómo es Al Filo del Imperio, vamos a unirnos a un grupo de cinco amigos en mitad de una partida…

Tras las puertas blindadas

Alex, Hannah, Justin, Timothy y Tracy ya han jugado juntos varias aventuras, con Hannah como DJ.

  • Alex interpreta a Rezzik, un pistolero a sueldo trandoshano.
  • Timothy interpreta a Tan’drel, el explorador twi’lek.
  • Justin interpreta a un colono humano llamado Jak.
  • Tracy interpreta a la técnica humana Cassandra.


Los PJ viajaron a una estación espacial abandonada al borde del Espacio Salvaje, en la que les habían dicho que podrían encontrar los planos de un nuevo caza estelar de sigilo. Nos unimos a ellos después de un acalorado tiroteo con varios droides de seguridad en la estación espacial abandonada…

Tracy (Cassandra): Le digo a los demás -¡Han dado a Rezzik!-
Justin (Jak): Corro hacia allí tan rápido como puedo. –Por supuesto, han dado a Rezzik. Eso es todo lo que hace. Abre puertas, y le disparan-. Le miro. ¿Parece estar muy mal?
Alex (Rezzik): Rezzik está en bastante mal estado.
Timothy (Tan’drel): …otra vez.
Hannah (DJ): Está inconsciente en un charco de su propia sangre. Y su brazo izquierdo está doblado en dirección contraria a su cuerpo en un ángulo bastante desagradable. Sospecháis que Rezzik ha sufrido una Herida Crítica y que se está desangrando. Va a hacer falta una tirada Desalentadora de Medicina para curarle.
Justin (Jak): Oh. Eso no es bueno. -¿Dónde está Tan’drel? Puede que me haga falta ayuda-.
Timothy (Tan’drel): Ya voy. Estaba un poco ocupado salvando nuestras vidas acabando con ese droide.
Tracy (Cassandra): Hablando de droides, ¿no había más dirigiéndose hacia aquí?
Hannah (DJ): Sí, había. Jak pudo ver al menos una docena en fila en el pasillo cuando Rezzik abrió las puertas. Tan’drel vio algunos más antes de que Cassandra cerrase las puertas.
Timothy (Tan’drel): En ese caso, le recordaré a Cassandra que hay más droides ahí fuera. –Más vale que por ahora te centres en sellar esas puertas blindadas mientras nos ocupamos de Rezzik-.
Hannah (DJ): Voy a decidir que harán falta al menos dos asaltos para que Jak y Tan’drel lleguen hasta Rezzik y preparen su equipo antes de poder tratar de remendarle. Eso quiere decir que tendrá dos heridas más que su umbral de Heridas.
Justin (Jak): -Madre mía, Rezzik. Me alegro de que estés inconsciente, o tendría que darte de patadas por ser un imán para disparos-.
Timothy (Tan’drel): Al menos sabíamos que iba a pasar más pronto o más tarde e hicimos acopio de estimulantes en el último puerto espacial. -¿Qué quieres que haga mientras trabajas, Jak?-
Justin (Jak): -Lo normal. Venda las heridas. Aplica presión-.
Timothy (Tan’drel): -De acuerdo-.

Notas de juego – Tiradas asistidas: Algunas tareas en Al Filo del Imperio son tan importantes o difíciles que un jugador puede necesitar (o agradecer) la ayuda de otro. Por suerte, los personajes pueden ayudarse unos a otros al llevar a cabo diversas tareas. Si la explicación es razonable, el DJ puede aceptar la asistencia. Es posible proporcionar dos tipos de asistencia: ayuda experta y ayuda inexperta. En este ejemplo, Tan’drel no posee ni una característica elevada de Intelecto ni más rangos en la habilidad de Medicina que Jak, por lo que la ayuda será “inexperta”. Los esfuerzos de Tan’drel proporcionan un dado de Beneficio a la reserva de dados.

Hannah (DJ): Vale, Tan’drel añade un dado de Beneficio con su ayuda inexperta, y os voy a dar otro dado por la gran cantidad de experiencia que tenéis de proporcionar primeros auxilios a Rezzik en el pasado.

Jak trata de curar a Rezzik tirando su reserva de dados. Los cuatro dados de dificultad, morados representan la dificultad Desalentadora de la tarea. En ellos saca cuatro Fallos y una Amenaza. Uno de los fallos se cancela con el éxito ( sacado en el primer dado de Capacidad (verde), mientras que la Amenaza se cancela con la Ventaja de su otro dado de Capacidad. Al mismo tiempo, sus dos dados de Pericia (amarillos) cancelan otros dos Fallos. Los dos dados de Beneficio (azules) proporcionan a Jak una Ventaja más. Falla la tirada, pero obtiene una Ventaja.

Justin (Jak): Fallo, pero con una Ventaja.
Hannah (DJ): Vale, Rezzik sufre otra herida al seguir sangrando. Jak, si quieres puedes utilizar tu Ventaja para obtener un dado de Beneficio adicional en tu siguiente tirada.
Justin (Jak): Vale.
Hannah (DJ): De acuerdo, puedes tirar de nuevo. Pero primero, Cassandra puede hacer una tirada de Computadoras para comenzar a asegurar la plataforma de atraque.
Tracy (Cassandra): ¿Puedo en lugar de eso tratar de encontrar el camino al centro de mando de la estación? Quiero tratar de determinar nuestra ruta y de ver cuánta parte de camino puede proteger.
Hahhan (DJ): Claro, pero eso te llevará varios asaltos, y va a ser una tirada Difícil.
Tracy (Cassandra): Me parece justo. Si al resto de jugadores no les importa, voy a gastar un punto de Destino para incrementar uno de mis dados de Capacidad y convertirlo en un dado de Pericia.
Timothy (Tan’drel): Me parece bien.
Justin (Jak): A mí también, ¡hazlo!
Alex (Rezzik): No hay problema por mi parte.
Hannah (DJ): Puedes tirar ahora si quieres, Cassandra. Pero la acción tardará un rato en completarse.
Tracy (Cassandra): Vale.

Como Cassandra está entrenada en Computadoras, sustituye uno de sus tres dados de Capacidad (verde) por un dado de Pericia (amarillo). Al gastar un punto de Destino, incrementa otro de los dados de Capacidad (verde) y lo convierte en un dado de Pericia (amarillo), lo que le da un total de  un dado de Capacidad y dos dados de Pericia. Obtiene un total de dos Éxitos, dos Ventajas y ¡un Triunfo!. Sus Éxitos y Ventajas acaban cancelados con los dos Fallos y las dos Amenazas de los dados de Dificultad, pero el Triunfo se queda. Cassandra ha tenido éxito en la tirada ¡y además lo ha logrado de forma heroica!

Tracy (Cassandra): ¡Triunfo!
Hannah (DJ): Buen trabajo. Te llevará algunos asaltos completar la tarea, pero lo resolveremos en un momento.
Justin (Jak): Tan’drel, deberías recordarme que mire a ver si podemos hacernos con herramientas médicas diseñadas específicamente para la anatomía trandoshana. Tengo la sensación de que vamos a necesitar toda la ayuda que podamos conseguir en nuestras futuras aventuras.
Timothy (Tan’drel): Está claro. Esperemos que Rezzik sea capaz de llegar vivo a esas aventuras.
Hannah (DJ): Y dicho esto, ha llegado el momento de que intentéis otra tirada de Medicina.
Justin (Jak): Sé cuánto odia Rezzik a los wookiees, así que mientras le parcheo voy a susurrarle, -Si mueres, por fin podremos reemplazarte por un wookiee-.
Hannah (DJ): ¡Ja! Te voy a dar otro dado de Beneficio por buena interpretación.
Justin (Jak): Voy a necesitar toda la ayuda que pueda conseguir. Allá vamos…

La tirada de Jak obtiene un Éxito y tres Amenazas.

Justin (Jak): Éxito… pero, caramba, ¡eso son un montón de Amenazas!
Hannah (DJ): Detienes la hemorragia. A causa de las Amenazas, los ojos de Rezzik se abren durante un momento (aunque debería estar completamente inconsciente), ¡y está claro que ha oído tu comentario del wookiee!
Alex (Rezzik): -¡¿Reemplazarme por un qué?!-
Justin (Jak): ¡Oh, mierda! Me preparo para sedarle.
Hannah (DJ): No hace falta. Aún no está realmente consciente, y vuelve a estar completamente dormido con rapidez. Sin embargo, Cassandra finaliza su tirada de Computadoras más o menos ahora, y se da cuenta de que puede acceder a los planos del caza estelar de sigilo de forma remota desde la plataforma de atraque.
Tracy (Cassandra): ¡Fantástico! Comienzo a descargarlos.
Hannah (DJ): Sin embargo, mientras que Cassandra está concentrada en acceder a los planos, ¡un par de droides de seguridad entran por la puerta del sur! Se miran uno al otro y hablan con sus voces metálicas, -¡Allí están! ¡Detenedlos!- Tirad iniciativa.
Timothy (Tan’drel): ¡Allá vamos de nuevo!

Seguid vuestro destino en el universo de Star Wars

Participad en vuestras propias historias de Star Wars, cinemáticas y sorprendentes. Vuestras aventuras de Al Filo del Imperio, que pueden tener lugar desde en los callejones de Coruscant hasta en los confines más lejanos del Borde Exterior, están tan repletas de posibilidades como el propio universo de Star Wars.

Todo lo que necesitáis para jugar es una copia del reglamento básico, un set de dados de Star Wars: Al Filo del Imperio, y vuestra imaginación.


 

Ver más