ES · FR
Civilization

Sabiduría

Un avance de la expansión Sabiduría y guerra para Sid Meier's Civilization

A veces soy un zorro y, a veces un león. El secreto de todo gobierno está en saber cuándo serás uno u otro.
—Napoleón Bonaparte

Recientemente anunciamos Sabiduría y guerra, una expansión para Sid Meier's Civilization: el Juego de Tablero. La expansión Sabiduría y guerra contiene nuevas cartas de Unidad que hacen que el combate sea más táctico que nunca, mientras que la incorporación de Políticas sociales ayuda a definir la dirección de tu Civilización y a refinar tu gobierno. Seis nuevas Civilizaciones, nuevas fichas de mapa y muchos más elementos contribuirán a que tu Civilización sea mayor de lo que nunca imaginaste.

En el avance de hoy, el autor invitado El-ad David Amir expone los elementos de sabiduría de la nueva expansión, centrándose en las nuevas Políticas sociales y cómo afectan al juego. Leamos a El-ad:

La ciencia y la sociedad son dos pilares vitales sobre los que crear un imperio. En Sabiduría y guerra, la próxima expansión para Sid Meier’s Civilization: el Juego de Tablero, los jugadores encontrarán nuevas Políticas sociales que los ayudarán a afrontar el destino de su Civilización. Además, el cielo deja de ser el límite gracias a que hay varias mecánicas nuevas que permiten la rápida adquisición de Tecnologías, por lo que la victoria por investigar Vuelo espacial se vuelve más accesible que nunca. Un líder hábil tendrá que incorporar estas dos herramientas para asegurar el triunfo de su pueblo.

Da forma a tu Civilización con las Políticas sociales

Las Políticas sociales son cartas que proporcionan una capacidad continua única. Los jugadores pueden usarlas para adaptar su Civilización a una estrategia específica o para cubrir los puntos débiles de su plan de juego. Por ejemplo, Pacifismo da una ficha de Cultura extra al comienzo de cada turno y permite que los Colonos exploren Chozas, mientras que Tradición militar recompensa a su Civilización con una Unidad gratuita la primera vez que se produce una miniatura de Ejército en cada turno. Cada jugador comienza la partida con una Política social de su elección, y puede adoptar una adicional cada vez que funde una Ciudad (hasta un máximo de tres Políticas sociales).

Sin embargo, las cartas tienen dos cartas, y cuando adoptes una Política social y elijas una de sus cartas, no podrás dar marcha atrás fácilmente. Esto crea interesantes dilemas: si empiezas la partida con Religión natural para dar a tus Ejércitos +1 al movimiento y hacer más eficaz la exploración, entonces te perderás la bonificación que da Religión organizada más adelante.

Por suerte, algunas mecánicas como la nueva Tecnología Burocracia, rompen esta restricción y permiten cambiar Políticas sociales, lo que te da libertad para cambiar de estrategia cuando sea el momento.

Los franceses, liderados por Napoleón, aprovechan las políticas sociales al máximo, ya que empiezan la partida con dos Políticas sociales en lugar de una. Las distintas combinaciones posibles ofrecen muchas opciones tempranas para esta Civilización: adelanta a tus rivales con Religión natural y Tradición militar, recorre el mazo de Acontecimiento cultural con Pacifismo y Mecenazgo, o prepárate a largo plazo con Expansionismo y Desarrollo urbano.

Cuando la partida avance, los franceses serán la única civilización que pueden adoptar cuatro Políticas sociales, obteniendo así una gran variedad de bonificaciones que les darán una ventaja notable. Como complemento, la Bonificación de Combate de su segunda capacidad fomenta esta flexibilidad. La bonificación permite llevar a cabo una postura ofensiva y complementa otras estrategias al reforzar la defensa francesa y facilitar la conquista de Aldeas. La versatilidad de los franceses promueve el pensamiento lateral y encontrar estrategias creativas para derrotar a tus enemigos.

La carrera espacial con nuevas opciones de Tecnología

Las nuevas Políticas sociales sólo son una de las caras de la reforma social que incluye Sabiduría y guerra. Los siete Gobiernos disponibles en el juego han sido rediseñados. Por regla general, los nuevos Gobiernos proporcionan el equivalente de una acción de Ciudad cada turno, ya sea directamente (como Monarquía, que dobla las acciones de Ciudad de tu Capital) o indirectamente (como Fundamentalismo, que tiene una Bonificación de Combate y proporciona a su Civilización una ficha de Cultura en cada turno por cada miniatura de Ejército producida).

Incluso Despotismo, el Gobierno inicial de la mayoría de las Civilizaciones, ha sido mejorado con una bonificación de Producción global. Como consecuencia de los nuevos Gobiernos y Políticas sociales, las prioridades de investigación han cambiado significativamente. La Monarquía y el Comunismo, que antes se dejaban pasar muy a menudo, ahora ofrecen Gobiernos potentes además de capacidades potentes. Por otro lado, muchos jugadores se sentían obligados a elegir ciertas Tecnologías como Código de leyes e Irrigación, para maximizar el éxito de su Civilización; con estos Gobiernos mejorados, ahora hay varias alternativas disponibles, lo que aumenta las opciones en gran medida.

Estas nuevas decisiones repercuten en toda la partida y desbloquean nuevas opciones. Buscar la victoria tecnológica es una elección que cobra nueva importancia gracias a Sabiduría y guerra. La expansión incluye muchas pequeñas novedades que resultan apasionantes en sí mismas, pero también forman un genial motor tecnológico al combinarse. El Racionalismo, una Política social, te permite gastar parte de tu Comercio durante la fase de Comienzo del turno para adquirir una Tecnología de nivel uno, una Tecnología de nivel dos o ambas, además de tu fase de Investigación normal. Envío de suministros es una carta de Acontecimiento cultural que te proporciona una bonificación de Comercio significativa, mientras que El Gran Faro aumenta el Comercio producido por tus casillas de Agua. Notre Dame permite que su Civilización doble su investigación cada turno, obteniendo dos Tecnologías en lugar de una.

Por último, la nueva Tecnología Educación lleva la investigación a la fase de Gestión de la ciudad mediante una capacidad que te permite obtener una Tecnología pagando Recursos en lugar de Comercio. La Civilización que combine dos o tres de estas mecánicas llegará rápidamente al codiciado lanzamiento espacial y ganará la partida.

Gobernar una nación es una labor compleja en la que hay que manejar prioridades incompatibles. Los nuevos Gobiernos y Políticas sociales dan a los líderes la oportunidad de tener mayor perspectiva: ¿preferirás la tradición o la innovación? ¿Qué sistema de gobierno te proporcionará los Recursos que puedas utilizar con mayor eficacia? Elijas lo que elijas, recuerda siempre apuntar a las estrellas con la próxima expansión Sabiduría y guerra.

¡Gracias, El-ad! ¡Estad atentos a más información y avances de Sabiduría y guerra, la nueva expansión para Sid Meier's Civilization: el Juego de Tablero y preparaos para llevar a vuestro naciente imperio a alturas jamás soñadas!


 

Ver más