ES · FR
 
El Señor de los Anillos: el Juego de Cartas

Queda un largo camino aún

Caleb Grace, desarrollador jefe, nos muestra los escenarios de En el umbral

Te considero una gran persona, señor Bolsón, y te aprecio mucho; pero en última instancia ¡eres sólo un simple individuo en un mundo enorme!
-Gandalf, El Hobbit

En ya es inminente el lanzamiento de la segunda Expansión de Saga para El Señor de los Anillos: el Juego de Cartas, El Hobbit: En el umbral. Los jugadores seguirán las aventuras de Bilbo tras El Hobbit: Sobre la colina y bajo la colina, y con El Hobbit: En el umbral, recorrerán la segunda mitad de la aclamada novela de J.R.R. Tolkien.

Hoy, el desarrollador jefe Caleb Grace explora cómo trabajó para que los tres escenarios de la expansión fueran tan innovadores y rejugables como fuera posible.

Nota: Las explicaciones de Caleb sobre la expansión desvelan detalles de la trama de El Hobbit.

Caleb Grace, desarrollador jefe, habla sobre El Hobbit: En el umbral

Estaba deseando que El Hobbit: En el umbral llegase a las tiendas. Tenía muchísimas ganas de compartir con todo el mundo la segunda caja de esta serie en dos partes. Cuando comencé a trabajar en la primera caja, El Hobbit: Sobre la colina y bajo la colina, me dieron las bases de tres escenarios verdaderamente originales que daban a los jugadores una gran experiencia de juego a la vez que capturaban la esencia de la novela.

Tras trabajar con el equipo del LCG para terminarlos y me di cuenta de que tendría que crear la secuela de esa increíble Expansión de Saga, me sentí algo intimidado. Sería tarea mía darles a los aficionados al juego y al libro otros tres escenarios más que concluyeran el épico viaje de Bilbo y la primera experiencia de FFG en el formato de las Expansiones de Saga. Por suerte, mi entusiasmo por el proyecto enseguida superó a mi preocupación y las ideas empezaron a fluir.

Desde el principio tuve dos objetivos para El Hobbit: En el umbral:

  • Quería crear misiones realmente innovadoras que dieran a los jugadores una experiencia de juego enriquecedora y mucha rejugabilidad.
  • Quería que los escenarios explorasen la riqueza del material original tanto como fuera posible.

Confío en que las aventuras de En el umbral logran cumplir ambas cosas, y en este avance hablaré un poco sobre cómo llegue a cada objetivo.

Moscas y arañas

El reto inicial al desarrollar el primer escenario de En el umbral era que los jugadores de El Señor de los Anillos: El juego de cartas ya habían disfrutado de muchas aventuras maravillosas por el Bosque Negro con la caja básica y el ciclo de Sombras del Bosque Negro. Sin embargo, el arduo viaje de Bilbo y los enanos por el bosque es una parte tan importante del libro que no podía no incluirla en la caja. Era vital encontrar el gancho perfecto que distinguiera esta misión de los escenarios anteriores. Para ello, me sumergí en el material original.

Cuando leí El Hobbit de niño, el capítulo Moscas y arañas me aterrorizaba por sus arañas gigantes que hablaban. Y aún más aterrador era pensar en la posición de Bilbo tras ser separado del resto de sus compañeros. Me dieron escalofríos cuando descubrió a los enanos envueltos en telas de araña y colgando boca abajo de ramas de árboles, rodeados por terroríficos insectos. Quería que los jugadores experimentaran esa sensación.

Decidí que los Enemigos Araña de este escenario serían distintos a los que los jugadores habían encontrado hasta ahora. En lugar de intentar matar a tus Héroes y Aliados de inmediato, quieren incapacitarlos con su veneno para comérselos más tarde. Cuando un personaje tiene demasiado veneno, queda inconsciente e inútil para su controlador, igual que los enanos que pendían inconscientes de las ramas del Bosque Negro. Al igual que en la historia, Bilbo Bolsón es el único que puede salvar a esos personajes indefensos. Es una gran tarea para el pequeño hobbit, y el jugador inicial sentirá esa presión.

La Montaña Solitaria

En el segundo escenario, los jugadores se enfrentan al dragón más legendario de todos los tiempos, Smaug el Dorado.

En el libro, el terrible dragón de Tolkien apilaba toda la riqueza de Erebor en una enorme cama dorada en la sala principal de la Montaña Solitaria, donde la guardaba celosamente. Éste era el tesoro para cuyo robo Thorin contrató al Sr. Bolsón. Era una tarea imposible, pero Bilbo logró escabullirse con algunos objetos valiosos de la guarida del dragón un par de veces antes de que Smaug casi destruyera la ladera de la montaña preso de una terrible furia.

Para representar esto en el juego, se me ocurrió una idea que me gusta mucho: durante la preparación, los jugadores cogen todas las cartas de Tesoro Erebor incluidas en la expansión En el umbral y las colocan bajo La Montaña Solitaria.

Después de que los jugadores tengan éxito en la misión, el jugador inicial tiene una oportunidad de realizar un "intento de saqueo" para coger uno de los tesoros y ponerlo en su mano. Pero con cada intento, los jugadores se arriesgan a despertar a Smaug y desatar su temible ira.

Parte de la idea en la que basé el diseño era crear una gran rejugabilidad. Puesto que la dificultad aumenta con cada intento de saqueo, la forma más sencilla de ganar en este escenario es robar un solo tesoro y continuar. Sin embargo, los jugadores avariciosos y quienes busquen un reto de verdad verán que capturar los cinco tesoros es una empresa realmente peligrosa.

La Batalla de los Cinco Ejércitos

El último escenario de En el umbral relata la más terrible de las aventuras de Bilbo, La Batalla de los Cinco Ejércitos. Este capítulo de El Hobbit me dejó alucinado la primera vez que lo leí. Puesto que la historia trataba de la misión de los enanos por recuperar su oro de Smaug, estaba seguro de que el libro terminaría cuando Bardo acabó con Smaug durante el ataque del dragón sobre la Ciudad del Lago. No me esperaba que los ejércitos de elfos, hombres y enanos avanzarían hacia la Montaña Solitaria, ni al ejército de trasgos y huargos que descendió desde el norte para declararles la guerra a todos.

Tolkien aumentó la intensidad del libro al poner al Sr. Bolsón en medio de este enfrentamiento, y quería que la última aventura de la Expansión de Saga de El Hobbit hiciera lo mismo con los jugadores. Al diseñar este escenario, quería que los jugadores se sintieran como una pequeña parte de una batalla épica en la que se libran combates a su alrededor. Para hacerlo, se me ocurrió la idea de poner tres etapas de misión en juego a la vez. Estas misiones podían representar los distintos lugares en los que se desarrollaba la lucha. En cada turno, el jugador inicial debe decidir qué etapa será "la misión actual", y allí es donde los Héroes aportarán su ayuda. Al final de cada ronda, los jugadores afrontarán las consecuencias de cómo se desarrolle el combate en cada etapa, lo que significa que los jugadores deben elegir con cuidado dónde participan.

Este escenario se adapta muy bien a cualquier número de jugadores. Al jugar en solitario, vencer es difícil, pero posible, y añadir más jugadores no lo hace más fácil. En vez de eso, el multijugador significa que los enemigos aparecen con más rapidez y luchan con más fuerza. En resumidas cuentas, la diversión es enorme, y espero que los jugadores disfruten jugando La Batalla de los Cinco Ejércitos muchas veces, incluso después de conseguir su primera victoria.

¡Gracias, Caleb!


 

Ver más