ES · FR
 
Star Wars: X-Wing Segunda Edición

Llevando la esperanza

Echamos un vistazo al Pack de expansión Tantive IV para Star Wars: X-Wing

"¿Qué nos han enviado?"

–Raymus Antilles, Rogue One: Una historia de Star Wars

No es raro ver que, en distintos conflictos por toda la galaxia Star Wars, se usan naves construidas originalmente para otro propósito pero que han sido reacondicionadas como naves de guerra. Este es claramente el caso de la corbeta CR90 de Corporación de Ingeniería Corelliana. Diseñada inicialmente como nave diplomática, la CR90 fue muy apreciada tanto por la República Galáctica como por la Alianza Rebelde, dada su capacidad para responder rápidamente a incidentes por toda la galaxia.

Con el impulso de sus potentes motores, la CR90 puede enfrentarse en combate con el más rápido de los cazas estelares, desplegando todo un arsenal de armas letales que pueden cambiar drásticamente el curso de la batalla. ¡Pronto podrás reforzar tus escuadrones Star Wars: X-Wing Segunda Edición con una de estas enormes naves mediante el Pack de expansión Tantive IV!

En esta expansión se incluye una miniatura de la corbeta coreliana CR90 ya pintada, junto con todas las cartas y fichas que necesitas para incorporarla a tus escuadrones de la Alianza Rebelde o de la República Galáctica. Además de equipar tu CR90 con armas mortíferas, puedes poner a algunas de las mejores mentes tácticas de la Rebelión al Mando de esta nave. Mientras tanto tienes toda una variedad de Dotación y Cargamento que permiten que esta nave adopte un rol aún más especializado dentro del escuadrón. Por último, 5 cartas de Mejora de título pueden convertir tu CR90 en una de las naves más emblemáticas de la Rebelión y darle aún más capacidades especiales.

Los jugadores que ya tengan una miniatura de la CR90 de la primera edición de Star Wars: X-Wing también pueden encontrar las cartas y fichas de este pack de expansión en el Kit de conversión de Naves enormes. ¡Sigue leyendo y le echaremos un vistazo al Pack de expansión Tantive IV!

Luchando por la libertad

Incluso antes del estallido de las Guerras Clon, la corbeta CR90 cumplía con muchas funciones por todos los rincones de la galaxia. Esta versátil nave puede convertirse fácilmente de nave consular a nave de transporte de soldados o de carga. El ejemplar de CR90 que se encuentra en esta expansión continúa con esta tradición, de manera que puede servir de excelente complemento a los escuadrones de cazas de múltiples maneras, tanto si es pilotado por un miembro de la Guardia Alderaana en misión diplomática o por un miembro de la Judicatura de la República que se defiende de un ataque separatista.

La CR90 es una poderosa plataforma desde la que lanzar ataques, asumiendo toda una diversidad de roles en el combate, dado que está equipada con potentes baterías de armamento que le permiten fijar blancos y realizar ataques principales a un alcance de 1-4. Por ejemplo, la instalación de una Batería de rastreo de blancos en uno de sus afustes permite que la nave sortee los límites de un Enfrentamiento para luego incorporarse disparando. La incorporación de un equipo de Expertos en sensores a tu tripulación mejora este enfoque táctico, ya que le da a tu nave la capacidad de mantener hasta tres blancos fijados en diferentes objetivos y le permite fijar blanco en pequeños grupos de naves, como las que vuelan en formación, todas a la vez.

En todo caso, la CR90 no solo puede operar en los límites de la batalla. Tarde o temprano, un caza enemigo hará una aproximación de ataque pero una CR90 puede mantener todas sus armas a punto con un equipo de Especialistas en bombardeo a bordo. Uno de estos equipos puede ajustar el alcance de un arma y al mismo tiempo fijar blanco en una nave y disponer de 1 ficha de Cálculos necesaria para hacer dicho ajuste del alcance, manteniendo la CR90 lo más eficiente posible respecto del fuego enemigo.

Con todo lo útiles que pueden resultar estos equipos, no tienen por qué ser sinónimo de experiencia y liderazgo. Afortunadamente, algunos de los líderes más renombrados de la Rebelión pueden tomar el mando de la CR90, aportando una capacidad de mando firme y decidida conforme esta nave se dirige a la batalla. Realizar una acción evasiva con una nave tan grande como una corbeta CR90 resulta una estrategia poco habitual y arriesgada, pero Carlist Rieekan lo hace posible, permitiendo que la nave pueda escapar al fuego enemigo. Además, Rieekan es capaz de reunir a las naves aliadas después de que algún aliado haya sido destruido, y les ayuda a reagruparse sin sufrir demasiado daño.

Para ser parte de la Rebelión se requiere una gran voluntad de sacrificio, por supuesto, y nadie ejemplifica esto mejor que Raymus Antilles. No solo mantiene a su tripulación luchando hasta que puedan realizar una última descarga de fuego, sino que su sacrificio inspira a cualquier nave aliada a un alcance de 0-1 a seguir luchando, lo que les otorga una ficha de Concentración.

Por su parte, un líder como Jan Dodonna destaca en su capacidad de análisis de las debilidades del enemigo, y esto resulta de mucha ayuda para todo su escuadrón. Las naves aliadas a una distancia de 0-3 pueden gastar las fichas de Concentración y Evasión de la CR90 mientras está al mando, liberando al resto del escuadrón para realizar otras acciones. Pero uno no tiene que ser necesariamente un líder ejemplar para contribuir a la Rebelión. Un oficial de comunicaciones especializado como Toryn Farr puede ayudar a las naves a elegir sus objetivos, algo que resulta aún más fácil si la CR90 está equipada con un conjunto de Escáneres amplificados.

No importa con qué rebeldes cuentes para tu tripulación, no tienen porqué entrar en batalla en una CR90 cualquiera. Gracias a las 5 cartas de Mejora de título, algunas de las corbetas corelianas CR90 más emblemáticas de la Rebelión pueden unirse a tus escuadrones. Por ejemplo, la valiente tripulación de la Tantive IV llevaba los planes de la Estrella de la Muerte en una misión a la desesperada a Tatooine. Como resultado, esta nave puede incorporar a dos miembros adicionales de tripulación y tirar un dado de defensa más contra los perseguidores en su arco trasero.

Otras naves, como la Orgullo de Dodonna, también permiten añadir mejoras adicionales. En este caso, la nave sacrifica 2 de Escudos por una mejora de Dotación y una de Cargamento, así como por la posibilidad de vincular la acción de Evasión o Concentración con la acción de Coordinación. Del mismo modo, la CR90 Libertador nunca se queda sin Escolta y está equipada con los medios para acoplar a 2 naves pequeñas. Estas naves se despliegan ya listas para la acción después de ser lanzadas desde el Libertador, tanto si es realizando una acción de Concentración o un tonel volado.

Sin embargo, si lo que quieres es concentrar toda la potencia de fuego posible en una sola nave, la Trueno puede infligir un daño considerable con hueco para un artillero y la capacidad de volver a lanzar un dado de ataque mientras realizas un ataque extra. Por último la CR90 Luz de Jaina ofrece una potente ventaja defensiva a las naves aliadas aprovechando la cobertura de obstáculos.

Haciendo justicia

Dotada con la velocidad necesaria para superar a casi todas las naves más rápidas y con la potencia de fuego suficiente como para aportar un potente apoyo, la corbeta CR90 es una incorporación muy valiosa para cualquier escuadrón de cazas estelares. ¡Añade una a tu escuadrón de la Alianza Rebelde o de la República Galáctica y haz que se haga la justicia por toda la galaxia!


 

Ver más