ES · FR
 
Juego de Tronos: El juego de cartas 2ª Edición

Las hijas de la víbora

Seguimos con el repaso de la Casa Martell en Las Arenas de Dorne

Es posible que los hombres tengan en común su gusto por la violencia y la sangre, pero nadie cumple esa reputación tanto como Oberyn Martell, la Víbora Roja. Príncipe de Dorne, su hermano Doran gobierna el reino del sur y Oberyn trabaja estrechamente con su hermano, sirviendo a la Casa Martell con valentía y aplomo. Oberyn en un hábil guerrero y sus hijas bastardas no son menos peligrosas. Ahora, podrás enfrentar a la Víbora Roja y sus hijas contra tus adversarios gracias a Las Arenas de Dorne para Juego de Tronos el juego de cartas.

Algunas de las cartas más peligrosas de la Casa Martell se basan en perder retos, y es fácil que los jugadores olviden la verdadera naturaleza de la venganza. Por supuesto, tienes que controlar tu rencor y absorber los ataques de los adversarios. Pero cuando llegue el momento, tienes que tomar la ofensiva y golpear al enemigo con toda tu furia. Algunas cartas, como Doran Martell, castigan al adversario por cada reto que pierdas. Pero cuando llega el momento de atacar, querrás tener a tu lado a la Víbora Roja.

Ya existen dos versiones de la Víbora Roja publicadas en Juego de Tronos el juego de cartas. La versión de la caja básica te hacía aumentar su FUE todo lo posible. La versión del ciclo Sangre y Oro te recompensaba por quitarle iconos a los personajes del adversario. Las Arenas de Dorne te ofrece una tercera versión de la Víbora Roja y en esta ocasión viene acompañado de su amante y sus hijas para luchar por el Trono de Hierro.

Al igual que sus anteriores dos versiones, la Víbora Roja es un personaje leal con los tres iconos de retos. En principio es más débil que las otras versiones con FUE cuatro, pero tiene la capacidad de hacerse mucho más fuerte; siempre que ganes un reto en que controles un personaje bastardo atacante, la Víbora Roja gana uno de poder. Cada punto de poder en la Víbora Roja aumenta su FUE, y por si fuese poco, tiene Intimidación, que se hace más y más poderosa con cada aumento de FUE.

Por supuesto, la Víbora Roja necesita estar rodeado de personajes bastardos para maximizar el poder conseguido en cada fase de retos. La Casa Martell ya tiene acceso a varios personajes bastardos, y encontrarás más en Las Arenas de Dorne.

Ya hemos visto a Obara Arena, Obella Arena y Bastardo de la ciudad de la sombra, personajes que pueden ayudar a aumentar el poder de la Víbora Roja. Tyene Arena puede entrar en juego sin previo aviso cuando pierdes un reto como defensor, y su Sigilo puede ayudar a ganar retos como atacante. Para abrir más huecos en las defensas del adversario tenemos a la amante de la Víbora Roja, Ellaria Arena.

Ellaria Arena puede ganar retos por si misma, pero es incluso mejor desmontando las defensas del oponente en preparación de los futuros retos. Tras declararla como atacante, puedes escoger hasta tres personajes del contrario. Si pueden participar en el reto, deben ser declarados defensores. Al atraer a los mejores defensores del adversario a un reto que ya has planeado perder, creará huecos para que tus retos más importantes tengan éxito.

Llenar el mazo con Serpientes de Arena y Bastardos hará más fácil tener los personajes para activar la habilidad de la Víbora Roja, y, además, puedes encontrar la Serpiente de Arena que necesitas con No hay lugar para la pena. Si uno de tus personajes Martell ha muerto esta ronda, No hay lugar para la pena cubre esa pérdida inmediatamente; puedes buscar en el mazo un personaje Serpiente de Arena con coste tres o menos y ponerlo en juego. Es más, si la Víbora Roja está en la pila de muertos, todas sus hijas querrán vengar su muerte, y podrás poner en juego una Serpiente de Arena de coste seis o menor. Si estás intentando recuperarte de un Valar Morghulis, por ejemplo, No hay lugar para la pena es la forma perfecta de recuperar tu fuerza.

Ya has reunido a la Víbora Roja, Ellaria Arena y todas las Serpientes de Arena. Cuando llegue el momento de tu ataque, querrás golpear al adversario tan fuerte como puedas. En el momento correcto podrás llamar a tu gente con ¡A las lanzas!, que solo podrás usar si tienes al menos tres cartas de trama en tu pila de cartas usadas. Pero merece la pena esperar para poder usarla, ya que ningún personaje Martell se arrodillará al declararlos como atacantes en el siguiente reto.

Por supuesto, si estás presionando con fuerza con tus ataques, es muy probable que no estés ganando la Dominación. Por suerte, hay un nuevo bastardo que puede ayudar a aliviar eso. Implica sacrificar a una de las Serpientes de Arena más potentes, pero la nueva versión de Nymeria Arena ofrece un efecto sencillo y poderoso. Si pierdes la Dominación, descartas una carta de la mano del adversario y robas una. La ventaja de cartas que se puede conseguir en el transcurso de una partida hace que Nymeria Arena sea un personaje que considerar para incluirla entre los demás bastardos.


 

Ver más