ES · FR
 
Star Wars: Legión

La perdición de la República

Echamos un vistazo a las fuerzas de la Alianza Separatista en la Caja Básica de las Guerras Clon para Star Wars: Legión

“¡Con ejército o sin él, debe darse cuenta de que está perdido!” – General Grievous, Star Wars: La venganza de los Sith

La República Galáctica se ha vuelto ineficaz y está paralizada por la corrupción y la burocracia. La galaxia necesita un nuevo liderazgo y, con el apoyo de entidades comerciales como la Federación de Comercio, la Tecno Unión y el Gremio de Comercio, la Alianza Separatista está preparada para hacer lo que sea necesario para tomar el poder.

Con tal fin, estas influyentes organizaciones han compartido sus recursos para crear un enorme ejército de droides capaz de vencer a cualquier enemigo aunque sea tan solo con su superioridad numérica. Liderado por el malvado ciborg General Grievous, este ejército representa una amenaza para cualquier sistema estelar de la galaxia. Pronto podrás movilizar a tus propias legiones de Droides de combate y comenzar una campaña contra la República con la Caja Básica Star Wars: Legión Guerras Clon.

Dentro de esta Caja Básica, encontrarás las unidades que formarán la piedra angular de tus ejércitos de la Alianza Separatista, incluyendo 1 miniatura sin pintar, con todo lujo de detalles, del General Grievous, preparada para guiar a tus fuerzas en la batalla. Bajo el liderazgo de Grievous tendrás 18 miniaturas de Droides de combate B1 sin pintar, suficientes para dos unidades de tropa completas, y una unidad de 2 Droidekas representados en el campo de batalla por dos pares de miniaturas: un par de Droidekas en su posición vertical estándar y otro par en en modo rodante.

¡Sigue con nosotros para dar un repaso con detenimiento a las unidades separatistas incluidas en la Caja Básica Star Wars: Legión. Guerras Clon!

Siniestro ciborg

Pese a contar con un ejército de droides que supera en número a sus adversarios, la victoria de los separatistas no está garantizada. Además de enfrentarse a clones creados para la batalla, los droides separatistas también tienen enfrente a los poderosos Caballeros Jedi que ejercen el poder de la Fuerza. Aunque pocos guerreros son capaces de igualar a un Jedi en combate, el General Grievous es uno de ellos.

Grievous utiliza con orgullo el arma emblemática de los Jedi precisamente contra ellos, blandiendo los sables de luz que conserva como trofeo tras haberlos recogido de los enemigos Jedi que ha vencido. Estas armas son tan peligrosas en las manos de Grievous como lo son en las de un Jedi, lo que le permite realizar poderosos ataques a la vez que bloquea los golpes que recibe y las ráfagas de fuego enemigo. Y todavía más: Grievous usa al tiempo hasta cuatro sables de luz, lo que le permite enfrentarse a varias unidades enemigas a la vez. Aunque el General Grievous puede no tener los reflejos guiados por la Fuerza de un Jedi, su cuerpo cibernético le hace reaccionar con enorme rapidez, ayudándole a evitar los ataques de cualquier sable de luz o cualquier explosivo usado en su contra.

Tanto si entra en la batalla solo con sus sables de luz o haciendo uso también de su bláster personal, el DT-57 "Aniquiladora", el General Grievous está deseoso de tener la oportunidad de luchar contra sus enemigos a corta distancia. Sin embargo, antes de que pueda atacar, Grievous debe acercarse primero a su objetivo. Afortunadamente, una serie de modificaciones le hacen particularmente hábil a la hora de moverse en el campo de batalla. Sus modificaciones cibernéticas le permiten mantener la velocidad máxima en cualquier tipo de terreno y también le permiten escalar inmediatamente cualquier obstáculo que encuentre sin disminuir la velocidad ni sufrir daños.

Por supuesto Grievous perseguirá y atacará implacablemente a cualquier enemigo leal a la República, pero tiene un odio particular hacia los Jedi. Como consecuencia tiene más posibilidades de conseguir asestar golpes a unidades con un icono de mejora de la Fuerza, lo que le permite vencer más rápidamente a algunos de los guerreros fundamentales del ejército contrario. Además, Grievous ha sido entrenado en las artes Jedi por el propio Conde Dooku, lo que lo convierte en una amenaza aún mayor para aquellos que lo desafían a un duelo a corta distancia.

Incluso cuando no está en plena batalla, el General Grievous es un despiadado estratega cuyo ejército es su arma más mortífera. Con el enorme número de Droides de combate bajo su mando, el General Grievous no tiene problema en usar Tácticas agresivas para lograr sus objetivos. Cuando lo hace, concede fichas de Incremento a hasta 4 unidades que se suman a sus fichas de Orden boca arriba, preparándolas mejor para los desafíos de la batalla que se avecina.

Una de las principales ventajas de un ejército de droides es que sus soldados pueden ser reemplazados fácilmente. El General Grievous aprovecha al máximo esta posibilidad, usando su posición como Comandante supremo del ejército Separatista para que las unidades más prescindibles de su ejército absorban el fuego dirigido a los activos más valiosos, incluido él mismo. Al mismo tiempo, Grievous hace uso de esta oportunidad para demostrar su versatilidad y prepararse para defenderse o atacar con más fichas de Incremento.

En última instancia, el General Grievous no solo quiere alcanzar los objetivos de su ejército, sino que quiere aniquilar completamente a sus enemigos en el campo de batalla. Para ello no dudará en ordenar a sus tropas que aplasten a sus adversarios, incluso cuando su ejército ya esté en una situación de ventaja.

Roger, roger

Contando con el apoyo de varias poderosas organizaciones, la Alianza Separatista tiene una enorme capacidad de fabricación a su alcance. Como resultado de esta capacidad nos encontramos con lo que hace de los separatistas una amenaza sin precedentes para la estabilidad de la galaxia: su enorme ejército de droides. Fabricado en lugar de reclutado, este suministro aparentemente interminable de Droides de combate es suficiente para acabar con el ánimo de incluso los Soldados clon más leales y más curtidos en la batalla.

A diferencia de dichos Soldados clon, los Droides de combate B1 no son efectivos como combatientes individualmente. Más bien, los B1 de producción masiva dependen de su capacidad para atacar en grandes grupos que superen a sus enemigos y les permitan conseguir así sus objetivos. Una unidad básica de Droides de combate B1 está compuesta por un mínimo de 6 droides, lo que ya les permite intimidar a sus oponentes a pesar de ir equipados con el Fusil bláster E-5, conocido por no ser muy fiable.

Por supuesto las unidades de Droides de combate B1 siempre pueden aumentar su ventaja con más miembros, que tampoco tienen por qué ser Droides de combate B1 estándar. Un solo Droide B1 con E-5C mejorado aumenta considerablemente la potencia de fuego de su unidad con un coste asumible, mientras que 1 Droide B1 con E-60R le brinda a tu ejército separatista potencia de fuego suficiente para defenderse de cualquier vehículo que la República pueda desplegar en las batallas de las Guerras Clon.

Incluso si llevan armamento más pesado a la batalla, los Droides de combate B1 deben manejarse con cuidado para que se puedan usar con eficacia. En ausencia de órdenes de sus comandantes, dispararán sin orden ni concierto al objetivo de su elección sin tan siquiera apuntar primero o moverse antes a una posición más ventajosa.

Afortunadamente, los Droides de combate B1 pueden compartir entre sí datos tácticos de forma rápida y sencilla. Siempre que estén agrupados lo suficientemente cerca, estos droides pueden coordinar sus movimientos y ataques dando órdenes a sus compañeros droides, lo que te permitirá asegurarte de que todas las tropas de tu ejército estén preparadas para actuar en cualquier momento.

Los Droides de combate B1 constituyen la columna vertebral del ejército Separatista, pero son solo una parte de la estrategia global. Los contrarios de los B1 en casi todos los sentidos, son los Droidekas que aportan una excelente potencia de fuego y una poderosa defensa a las fuerzas separatistas, lo que abre nuevas e interesantes posibilidades estratégicas. No muchos pueden resistir el fulminante ataque de un par de cañones bláster dobles de los Droidekas, incluso un Jedi. De hecho la potencia de fuego de un equipo de Droidekas resulta tan abrumadora que los Jedi son incapaces de desviarla con sus sables de luz para volverla contra los Droidekas atacantes.

Aunque los Droidekas normalmente se ven muy limitados por su lento avance, siempre pueden cambiar a modo rodante, desplazándose así rápidamente a la posición idónea para abrir fuego. Esto les hace vulnerables al fuego enemigo, pero un Droideka rodante es un objetivo difícil de alcanzar, lo que les permite pasar por delante de las posiciones defensivas y llegar hasta el enemigo pillándole totalmente desprevenido. Una vez que abren fuego, los Droidekas están protegidos por potentes escudos que reducen su necesidad de cobertura y les permiten atacar a los más peligrosos Jedi y Soldados clon. A pesar de funcionar con la misma IA que hace que los Droides de combate B1 ataquen alocadamente, los Droidekas pueden ser controlados fácilmente mejorando sus sistemas de comunicaciones. Por ejemplo, un simple Enlace con el cuartel general, garantiza que tus Droidekas estén al tanto de tus órdenes.

Derroca la República

Se acabó el tiempo de la República. Con un potente ejército de droides y una de las mentes de estratega más despiadadas de la galaxia, la Alianza Separatista tiene lo necesario para llevarnos hacia un nuevo orden. ¿Eres capaz de llevar este ejército a la victoria? Despliega tus droides y conquista la galaxia.


 

Ver más