ES · FR
 
Star Wars: Rebellion

La marcha Imperial

Obtener nuevos líderes y reforzar tus ejércitos en Star Wars: Rebellion

En anteriores artículos de Star Wars: Rebellion hemos visto las decisiones que debes tomar durante la fase de Asignación, las formas en las que se pueden realizar acciones durante la fase de Mando y el funcionamiento de los combates.

En esta ocasión vamos a ver la fase de Recuperación, en la que podrás construir nuevas naves espaciales, reclutar tropas, desplegar nuevos vehículos y atraer nuevos héroes a tu causa.

La fase de Recuperación

La fase de Recuperación es una fase muy diferente a las demás. Todas las acciones que se derivan de la fase de Asignación y de la fase de Mando se pueden resumir en un par de frases, aunque las decisiones que debes tomar en esos momentos te llevarán a todo tipo de acciones, aventuras y batallas de consecuencias a largo plazo. Por otro lado, la fase de Recuperación tiene bastantes pasos diferentes, aunque de rápida ejecución.

  • Lanzamiento de droides sonda: El jugador Imperial roba dos cartas de Sonda.
  • Robar objetivo: El jugador Rebelde roba una carta Objetivo.
  • Avanzar el indicador de Tiempo: El indicador de Tiempo avanza una casilla. Si termina en una casilla con un icono de reclutamiento, robas dos cartas de tu mazo de Acción y reclutas uno de los líderes que muestre esa carta. Pon a ese líder en tu reserva de líderes. Si termina en una casilla con un icono de construcción, genera nuevas unidades utilizando los iconos de recurso de los sistemas que sean leales a tu causa o que tengas subyugados. Añade esas unidades a la cola de construcción.
  • Desplegar unidades: Todas las unidades se desplazan una casilla por la cola de construcción, y todas aquellas unidades que se salgan de la casilla “1” se despliegan en sistemas leales o subyugados. El jugador Rebelde debe realizar el despliegue en primer lugar.

 

“Debemos redoblar nuestros esfuerzos.”
- Moff Jerjerrod

En muchos aspectos, la fase de Recuperación puede llegar a ser algo automático y a veces las acciones parecen más inevitables que en las fases de Asignación y Mando. Sin embargo, muchas veces deberás tomar decisiones de suma importancia durante la fase de Recuperación, incluso cuando esas decisiones no parecen nada importantes en ese momento, y estas acciones aparentemente automáticas se deben a las elecciones que hiciste en fases o rondas anteriores.

Recuperar líderes

Lo primero que haces en la fase de Recuperación es recuperar a tus líderes, y aunque esto parece algo simple, existen unas cuantas complicaciones.

En primer lugar, el Imperio Galáctico tiene acceso a ciertas misiones, y entre ellas está la misión básica de Capturar agente rebelde que le permite capturar líderes Rebeldes. Cuando el jugador Imperial logra capturar con éxito a uno de los héroes de la Alianza Rebelde, a ese líder se le adjunta un anillo modificador de estado de Líder capturado, uno de los muchos modificadores de estado que define un estado específico del juego y de las reglas que afectan a los líderes con ese anillo.

Sólo hay un anillo de modificador de estado de Líder capturado, por lo que el Imperio sólo puede tener en todo momento a un líder Rebelde capturado. Sin embargo, es posible que el jugador Imperial congele a ese líder en carbonita o incluso llegue a seducir a ese líder y lo lleve al Lado Oscuro. En ese caso, el líder recibe un nuevo modificador de estado haciendo que el anillo de modificador de estado de Líder capturado pase a estar de nuevo disponible. Has de tener en cuenta que un líder capturado no volverá a la reserva de líderes durante la fase de Recuperación.

Ten en cuenta que la captura de uno de tus líderes tiene consecuencias que van más allá de que puedas o no recuperarlo en la fase de Recuperación. Teniendo en cuenta lo importantes que son los líderes para tu estrategia, no te puedes permitir perder un líder, ya que hará mermar el número de acciones que podrás realizar cada turno. Cuando capturen a uno de tus líderes querrás recuperarlo cuanto antes, completando un Rescate audaz o alguna misión por el estilo.

Robar cartas de Misión

El hecho de que tu mano de cartas de Misión pueda llegar a tener diez cartas, puede originar una cierta tensión acerca de cuándo debes intentar completar alguna de las misiones más peligrosas.

Al principio de la partida dispones de seis misiones, las cuatro misiones básicas y las dos misiones de la parte superior de tu mazo de cartas de Misión. Eso significa que aunque no intentes completar misiones, no deberás preocuparte hasta la tercera fase de Recuperación, momento en el que deberás empezar a descartar cartas de Misión. Sin embargo, si llegas al extremo de que debas descartar alguna carta de Misión, seguramente acabarás perdiendo las interesantes ventajas que te brindan.

Por ejemplo, el Imperio Galáctico puede intentar un número diferente de misiones contra un líder capturado, eso incluye la Baliza señalizadora, Interrogatorio, e incluso Seducido por el Lado Oscuro. Aun así, todas estas misiones requieren que primero se capture a un líder Rebelde, y si no logras capturar un Rebelde y tienes que descartar cartas de Misión, ¿por qué no descartar alguna de estas cartas?

Pero si lo haces, ¿puede que esa decisión te persiga por el resto de la partida? Perderás definitivamente una opción de cercar la base Rebelde, ver la mano de objetivos Rebelde o asestar un duro golpe a la Alianza convirtiendo a uno de sus líderes a tu causa.

Lanzamiento de droides sonda y robar cartas de Objetivo

Cada una de las fases de Recuperación empuja la partida a su emocionante conclusión. A medida que el Imperio Galáctico roba cartas de Sonda, el cerco a la base Rebelde se estrecha, reduciendo el número de sistemas en los que la base Rebelde puede encontrarse. Además, cada carta de Objetivo ofrece a la Alianza Rebelde una nueva manera de hacerse oír y llegar a alcanzar la victoria.

El resultado es que ambos bandos pueden sentir como aumenta la presión que su enemigo ejerce sobre su bando:

  • Como Rebelde verás aumentar la mano de cartas de Sonda del jugador Imperial, al tiempo que ves como todos y cada uno de sus movimientos por la galaxia estrechan el cerco a tu base.
  • Como jugador Imperial deberás aceptar que cada turno en el que no elimines la base Rebelde es otro turno que los ciudadanos de la galaxia seguirán conspirando en busca de la libertad. También te darás cuenta de que cada una de las cartas de Objetivo en la mano del jugador Rebelde constituye una amenaza distinta. Ninguna de estas amenazas por separado podrá vencerte, pero cuantas más logre cumplir el jugador Rebelde, mayores serán las posibilidades de que acabe cumpliendo objetivos que le proporcionen cinco puntos de reputación en una misma ronda, como por ejemplo cumpliendo el Retorno del Jedi durante un combate, para acabar rematando con el objetivo Inspirar simpatías que le proporcionará dos puntos de reputación adicionales en la siguiente fase de Recuperación.

La información oculta en una partida de Star Wars: Rebellion juega un papel importante en la experiencia de juego, ya que tiene un rol muy distinto dependiendo del bando que elijas para jugar. Cada vez que robas una carta de Sonda o que robas una carta de Objetivo, estás añadiendo información oculta a la partida y por tanto dando más emoción a la partida. 

Avanzar el indicador de Tiempo

En cada una de las fases de Recuperación, el indicador de Tiempo avanza una casilla en el medidor de Tiempo. Además de acercar la victoria a la Alianza Rebelde, este paso de la fase de Recuperación ofrece dos elecciones importantes, definidas por la iconografía que incluye el medidor de Tiempo.

  • Cada vez que el indicador de Tiempo se detenga en una casilla con el icono de reclutamiento, tu adversario y tú ganáis la oportunidad de reclutar un nuevo líder. Para ello robas dos cartas de tu mazo de cartas de Acción y eliges a uno de los líderes que muestren esas cartas. El líder elegido deberá ponerse en la reserva de líderes.

“Le aseguro, Lord Vader, que mis hombres trabajan tan rápido como pueden.”
- Moff Jerjerrod

Hemos de señalar que reclutas líderes en cada una de las primeras cuatro fases de Recuperación. Más allá de la cuarta fase, ya no se pueden reclutar más líderes. Eso implica que no podrás reclutar a todos los líderes de tu bando en una misma partida, y a pesar de que héroes de renombre como Luke Skywalker y Han Solo aparecen en multitud de cartas, si dejas pasar la oportunidad de reclutar a uno de estos líderes, existe la posibilidad real de que no tengas otra oportunidad de hacerlo.

Cuando aprendes a jugar a este juego, las cartas de Acción se descartan después de reclutar líderes. En el juego avanzado, puedes conservar estas cartas para futuros usos de una vez por partida.

En el medidor de Tiempo también encontrarás otro icono, el icono de construcción:

  • Siempre que el indicador de Tiempo se detenga en una casilla con el icono de construcción, los dos bandos tienen la oportunidad de construir nuevas unidades. Cada icono de recurso que tengan los sistemas leales a tu facción te proporcionará unidades nuevas que dejarás en la cola de construcción. Las unidades deberán situarse en la casilla correspondiente al número que se encuentre a la izquierda de los iconos de recurso del sistema. Las unidades que puedes construir vienen indicadas en tu tarjeta de facción, ordenados por sus iconos de recurso.

Por ejemplo, el indicador de Tiempo alcanza la casilla “4” y la Alianza Rebelde ha logrado obtener la lealtad de los sistemas Nal Hutta y Toydaria. La casilla “4” del medidor de Tiempo tiene un icono de construcción, por lo que Elena recibe nuevas unidades Rebeldes y decide comenzar a construir las unidades que gana de los sistemas Nal Hutt y Toydaria.

Toydaria tiene un único icono de recurso circular azul, que se corresponde únicamente a un tipo de unidad Rebelde: la Corbeta corelliana. Elena coge una Corbeta corelliana de la reserva y la deja en la casilla “2” de la cola de construcción, que corresponde al valor “2” que se encuentra a la izquierda del icono de recurso de Toydaria.

A continuación Elena mira lo que le ofrece Nal Hutta: un icono de recurso triangular naranja y un icono de recurso triangular azul. De nuevo, el triángulo naranja corresponde a un único tipo de unidad Rebelde, el Soldado rebelde, por lo que coge una unidad de Soldado rebelde que pone en la casilla “1” de la cola de construcción. Ahora debe tomar una decisión acerca del tipo de nave que quiere construir con el icono de recurso triangular de color azul. Podría construir un Ala-X, un Ala-Y, o bien un Transporte rebelde. Como quiere obtener más dados rojos para poder combatir con las naves de línea de Carlos, Elena opta por construir un Ala-Y que pone en la casilla “1” de la cola de construcción.

El jugador del Imperio, además de los iconos de recurso que gana de los sistemas leales, también es capaz de recabar recursos de los planetas que ha subyugado. Sin embargo, los planetas que el Imperio ha subyugado no puede construir unidades de manera tan eficiente que los que son leales a su causa. Por cada sistema subyugado, el jugador Imperial construye únicamente lo indicado en el icono de recurso situado más a la izquierda.

Hay una importante consideración final en el paso de construcción: no puedes construir unidades de un sistema que contenga una unidad enemiga. Los insurgentes pueden interrumpir tu cadena logística o bloquear el espacio.

Desplegar unidades

En el paso final de la fase de Recuperación, ambos bandos avanzan sus unidades en la cola de construcción. Todas las unidades se desplazan una casilla, de la casilla “3” a la casilla “2”, o de la casilla “2” a la casilla “1”. Las unidades que se desplazan desde la casilla “1” se ponen de inmediato en los sistemas leales a su facción o, en el caso del Imperio, en los sistemas subyugados. Durante este paso, el jugador Rebelde puede considerar el espacio de la base Rebelde como si fuera un sistema.

No puedes construir unidades en un sistema con unidades enemigas, por lo que si ves que se acerca el momento de construir, puede que sea una buena idea invadir un sistema enemigo sospechoso de recibir unidades. Si lo haces podrás negar una oportunidad de desplegar unidades por parte de tu adversario en ese sistema e incluso que pueda utilizar sus iconos para construir.

Cuando ambos bandos hayan desplegado unidades, comienza una nueva ronda, de nuevo con la fase de Asignación.

Conocerás tu destino

En Star Wars: Rebellion ambos bandos libran una guerra siguiendo las mismas reglas, aunque sus métodos no podrían ser más diferentes.

  • La Alianza Rebelde lucha para inspirar esperanza, realizando misiones secretas y utilizando su escasa presencia militar para realizar ataques relámpago de precisión milimétrica. Su clave es ser imprevisibles.
  • El Imperio Galáctico, por otro lado, tiene una armada que se extiende a través de la galaxia, recursos que agotar, y una inclinación por la tortura y el terror. Si juegas con el Imperio, es probable que sientas como crece tu confianza cada vez que tus botas pisan un nuevo planeta subyugado, pero tu exceso de confianza puede ser tu mayor debilidad si menosprecias la amenaza Rebelde.

En próximos artículos explicaremos con más atención esas diferencias, a través de los proyectos y objetivos. También aprovecharemos para repasar la asimetría del juego y como esto ayuda a evocar el espíritu de la trilogía clásica.


 

Ver más