ES · FR
 
La Leyenda de los Cinco Anillos: el juego de cartas

La Guerra de los Clanes

Presentamos una nueva expansión para La Leyenda de los Cinco Anillos el juego de cartas

Desde el lanzamiento de La Leyenda de los Cinco Anillos: El juego de cartas, los Grandes Clanes de Rokugán han estado al borde del precipicio. Ahora, de golpe una noche, han caído al precipicio. Se han formado nuevas alianzas, han vuelto viejas rivalidades, y los Grandes Clanes de Rokugán se preparan para una guerra total.

¡Nos complace anunciar La Guerra de los Clanes, un expansión premium para La Leyenda de los Cinco Anillos: El juego de cartas!

Esta expansión, al igual que Hijos del Imperio, contiene un total de 234 cartas nuevas. Mientras que Hijos del Imperio se centraba en la temática imperial, La Guerra de los Clanes presenta dos nuevas modalidades para poder jugar partidas de más de dos jugadores de La Leyenda de los Cinco Anillos: El juego de cartas.

En el formato de Iluminación, 3 jugadores compiten por reclamar los cinco Anillos elementales, y Conquista por equipos permite a los jugadores unirse en dos bandos enfrentados para destruir las Fortalezas de sus adversarios. Cuando los Clanes luchan en una guerra total, ninguno puede alzarse con la victoria sin ayuda.

Esta expansión no solo incluye las reglas de juego de estos nuevos formatos, sino que la mayoría de las cartas incluidas funcionan especialmente bien con el juego multijugador. Un bloc de hojas de Tratado y las cartas incluidas en la expansión te permiten formar y romper alianzas. ¡Sigue leyendo para saber más sobre La Guerra de los Clanes!

Encontrar la Iluminación

La modalidad de Iluminación constituye una nueva forma de experimentar el juego en la que los jugadores compiten por ser los primeros en reclamar los cinco Anillos elementales para escapar del ciclo kármico de la reencarnación. Este formato está pensando para 3 o más jugadores, de manera que en su camino a la victoria se verán forzados a negociar, traicionar y cambiar de prioridades para adaptarse a las fortalezas y debilidades de sus adversarios durante el transcurso de la partida. Reclamar Anillos es fundamental en este formato, y dado que se reclaman en las Provincias de uno mismo, podrán ser obtenidos y robados a lo largo de toda la partida.

En Iluminación, cada jugador tiene su propia reserva de Anillos sin reclamar. Cuando un jugador declara un Conflicto, utiliza un Anillo de su reserva de Anillos sin reclamar y, si gana, reclama ese Anillo colocándolo sobre una de sus Provincias, ¡y si rompe una Provincia de un adversario durante el Conflicto, reclama todos los Anillos que estén reclamados sobre esa Provincia!

La Guerra de los Clanes trae un montón de nuevas cartas para interactuar con los Anillos que se reclaman en las Provincias. Hay que tener en cuenta que las habilidades de estas cartas solo funcionan durante las partidas de Iluminación, ya que los Anillos disputados no las activan. Por ejemplo, el Guardián de secretos Hida (La Guerra de los Clanes, 25) es un samurái que querrás tener cerca cuando defiendas los Anillos que has reclamado. Además, la nueva provincia Dragón Doctrina kármica (La Guerra de los Clanes, 15) puede mitigar una derrota trascendental devolviéndote los Anillos que has reclamado a tu reserva una vez que esta Provincia se rompa, poniendo así las cosas más difíciles a tu adversario.

Aunque hay muchas cartas de La Guerra de los Clanes que demuestran una sinergia especialmente buena con el modo multijugador, todas ellas son legales para ser usadas en partidas estándar de la La Leyenda de los Cinco Anillos: El juego de cartas. De hecho, puedes incluso llevar la victoria de la Iluminación a una partida estándar con el Evento Iluminación (La Guerra de los Clanes, 94). Si de alguna manera te las arreglas para reclamar los cinco Anillos en una ronda, puedes romper el ciclo de reencarnación y ganar inmediatamente la partida. La Guerra de los Clanes también incluye Personajes que no están específicamente orientados a los formatos multijugador, como Aspirante marcial (La Guerra de los Clanes, 42) del Clan del León.

El enemigo de mi enemigo

En La Guerra de los Clanes tener múltiples adversarios fomenta los acuerdos y la negociación como nunca hasta ahora. De hecho, las alianzas estratégicas serán clave para ganar el juego y, en Rokugán, siempre puedes estar seguro de que un comportamiento poco honorable tiene sus consecuencias. El bloc de hojas de Tratado incluido en La Guerra de los Clanes te permite formalizar estas alianzas.

Cuando se firma un Tratado, los jugadores firmantes rellenan una hoja del bloc de Tratados para definir lo que cada jugador promete, cuánto tiempo durará el tratado y el valor del Tratado. Cada uno de estos datos debe ser acordado entre ambos jugadores. El valor determina esencialmente cuánto honor perderá un jugador si rompen las condiciones del Tratado. Esto incentiva a los jugadores a respetar sus Tratados, a menos que se presente la oportunidad perfecta para incumplirlo.

La expansión La Guerra de los Clanes también introduce un nuevo tipo de carta: las cartas de Tratado. Estas cartas aportan una experiencia de juego más dinámica e impredecible al uso de los Tratados en las partidas de Iluminación, y son completamente opcionales. Cuando se usan cartas de Tratado para acordar un Tratado, simplemente se selecciona una carta al azar y se le pone el valor de honor. Cuando se rompe un Tratado, el jugador que lo rompió le da la vuelta a la carta y resuelve su enunciado. Por ejemplo, Secretos al descubierto (La Guerra de los Clanes, 3) permite al jugador traicionado robar tantas cartas como el valor del Tratado.

Por supuesto, hay otras formas de apoyarse entre jugadores y formar alianzas temporales. Por ejemplo, tu Hostigador de la Llanura Interminable (La Guerra de los Clanes, 57) puede ser ofrecido al mejor postor.

Alianzas estratégicas

Para grupos de 4 jugadores, el formato Conquista por equipos introduce el juego por equipos a La Leyenda de los Cinco Anillos: El juego de cartas en forma de una batalla de 2 contra 2. Este formato es similar al modo de juego estándar, ya que la victoria se consigue destruyendo las Fortalezas del equipo contrario. Sin embargo, los jugadores atacan y defienden como equipo, lo que significa que pueden compartir sus recursos, planificar su estrategia juntos y priorizar según cuál de los adversarios tenga la posición más débil hasta que las Fortalezas de ambos oponentes sean destruidas.

Aunque cada jugador sigue teniendo que pagar el coste en Destino de sus propias cartas, La Guerra de los Clanes introduce otra forma en la que tú y tu compañero de equipo podéis trabajar juntos para facilitaros las cosas mutuamente. La mecánica de Apoyo permite que varios jugadores paguen juntos el coste en Destino de una carta de cada uno. Por ejemplo, si un Evento que juegue un adversario puede destruir los planes de tu alianza, ambos jugadores pueden Implorar compasión (La Guerra de los Clanes, 82) para retrasar las consecuencias por un tiempo. Aunque muchas de estas cartas funcionan bien en el formato de Conquista por equipos, también pueden ser herramientas valiosas en el formato de Iluminación, ya que fomentan la negociación y llegar a acuerdos. Por ejemplo, el Testimonio convincente (La Guerra de los Clanes, 86) puede manipular el resultado de un Conflicto político entre dos jugadores cualesquiera y, mediante la debida negociación, puede conseguir que no te cueste absolutamente nada. Nadie está obligado a ayudar a otro a pagar el coste de una carta de Apoyo, por lo que es posible que tengas que hacer más apetecible el trato ofreciendo cosas como el Invitado ideal (La Guerra de los Clanes, 32) para obtener lo que quieres.

Las llamas de la guerra

Los clanes están en guerra, y los conflictos de Rokugán nunca han sido tan complejos. Una red de alianzas puede dar lugar a nuevas y sorprendentes batallas. ¿Qué papel jugará tu clan cuando se libre La Guerra de los Clanes?


 

Ver más