ES · FR
 
Arkham Horror 3ª edición

Horrores del más allá

Un avance de dos escenarios de Arkham Horror 3ª Edición

Arkham es el punto focal de una gran cantidad de extraños sucesos sobrenaturales: desde acontecimientos astronómicos inusuales hasta un sentimiento de déjà vu que impregna toda la ciudad. Pocos conocen la terrible verdad, la fuente de esas anomalías, las pesadillas que escapan a toda imaginación. Sin embargo, es trabajo de un investigador el llegar al pútrido corazón de esos misterios, seguir horripilantes hilos y descubrir esa verdad incognoscible. ¿Podrá sobrevivir con su cordura intacta?

Hay cuatro escenarios distintos que te invitan a aventurarte en Arkham, los cuales ofrecen una nueva forma de jugar con cada partida: no solo proporcionan diferentes objetivos, monstruos, disposiciones de tablero e historias, sino que esas historias incluso se ramifican en función de cómo lo hayáis hecho y de vuestras decisiones. Independientemente del escenario, vuestros investigadores serán llevados hasta el límite de la cordura en su búsqueda de unas respuestas que mejor sería no desentrañar.

¡Únete a nosotros en este avance sobre dos de los cuatro escenarios que se incluyen en Arkham Horror 3ª Edición, la más reciente edición del clásico juego de tablero cooperativo de terror cósmico!

 

La llegada de Azathoth

En el corazón del infinito mora el aletargado Azathoth, arrullado por las incesantes notas de funestas flautas. Pero hay mortales que desean invocar el poder y la calamidad inconmensurables del Dios Ciego e Idiota, aunque ello suponga condenar a toda la humanidad...

En el escenario «La llegada de Azathoth», los investigadores se enfrentan a sectarios dementes que viven atormentados por la extraña sensación de que ya han hecho todo esto antes. Enfrascados en una aventura que abarca tanto el espacio como el tiempo, ¿podrán los investigadores competir contra un reloj en constante cambio y salvar a su ciudad de la llegada de Azathoth?

Cuando juegues este escenario, añadirás al Códice las dos cartas anteriores, las cuales presentan un texto narrativo en el que se enmarca la aventura; explican cómo funcionan las Anomalías, y plantean el primer objetivo de la partida. No todos los escenarios usan Anomalías, pero cada escenario que sí las usa ofrece un conjunto diferente de cartas de Encuentro de Anomalía apropiado para el escenario, lo que hace que cada uno de esos extraños encuentros se adapte al escenario.

Los sectarios que pretenden provocar la llegada de Azathoth ya han empezado a trabajar también: la partida empieza con Arkham plagada de Perdición y con los investigadores en una carrera contrarreloj para recoger suficientes Pistas con las que desentrañar el misterio. Sin embargo, no será fácil: los sectarios como el Sumo sacerdote continuarán colocando fichas de Perdición en los espacios, lo que provocará el caos en toda la ciudad; y el terrorífico Siervo abisal irá a la caza de los investigadores que estén cerca de descubrir la verdad.

En el transcurso de este escenario, los investigadores tendrán que lidiar con la Perdición que se propaga por toda la ciudad porque, cada vez que un único espacio tenga tres fichas de Perdición o haya cinco fichas de Perdición en un mismo Barrio, se colocará una Anomalía en ese Barrio. Esto no solo hará que ocurran sucesos extraños en la zona, sino que, además, la Perdición que vaya a colocarse en un Barrio que tenga una Anomalía irá automáticamente a la hoja de Escenario en lugar de al Barrio. La Perdición que haya en la hoja de Escenario es una amenaza directa para los investigadores, ya que supone el avance de los planes ocultos del Primigenio y, en consonancia, el acercamiento del fin del mundo. Tendréis que internaros en las Anomalías y devolver a Arkham a la normalidad si pretendéis tener alguna esperanza de victoria. Sin embargo, en este escenario también deberéis véroslas con las cartas de Anomalía «Fisura temporal».

Estas cartas hacen que los investigadores persigan a figuras encapuchadas por toda la ciudad y que experimenten extraños sucesos de naturaleza temporal. ¿Podréis librar a Arkham de tales anomalías e impedir la llegada de Azathoth manteniendo intacta vuestra cordura?

Ecos de las profundidades

En su morada de R’lyeh, el difunto Cthulhu aguarda soñando. Se agita en su letargo y espera a que las estrellas sean propicias para que R’lyeh emerja de su hogar bajo las olas y los Primigenios regresen. Pues no está muerto lo que puede yacer eternamente, y con los evos extraños aun la muerte puede morir.

Pocos Primigenios infunden tanto miedo como el temible Cthulhu, el cual dormita a la espera de regresar y hacer añicos el mundo. Las señales de la llegada de este Primigenio ya han empezado a hacerse visibles. A medida que, en el cielo, las estrellas se mueven y se transforman de forma inusual, y los ciudadanos se vuelven cada vez más raros, ¿qué secretos alberga la ciudad de Arkham para nuestros investigadores? ¡Descúbrelo en «Ecos de las profundidades»!

Si bien en «La llegada de Azathoth» son los sectarios quienes propagan rápidamente la Perdición por la ciudad, en «Ecos de las profundidades» la Perdición afecta de una forma más directa a vuestros investigadores, ya que cada uno sufre tanto Horror como fichas de Perdición haya en el espacio donde esté. En «Ecos de las profundidades», la Cordura de vuestros investigadores será llevada al límite: mientras intentan destruir Anomalías, un efecto de Retribución en el momento más inoportuno puede ser el germen de un destino aciago.

Sin embargo, la Retribución no es la única forma de sufrir daño: los adoradores de Cthulhu conocidos como «Profundos» intentarán deteneros a cada paso que deis. A lo largo de la investigación, tendréis que enfrentaros a enemigos como el Matón híbrido, un vándalo de aspecto humano que rastreará a los investigadores que intenten salvaguardar de la Perdición a la ciudad. Mientras tanto, en las zonas más peligrosas de la ciudad aparecerán Merodeadores encapuchados, los cuales están al acecho para atacar a aquellos de vosotros que seáis más vulnerables.

Salvaguardar de la Perdición será de vital importancia porque, si se coloca una Anomalía en un Barrio, los jugadores tendrán que vérselas con las cartas de Anomalía «Brecha de pesadillas». Estas cartas os obligan a enfrentaros cara a cara con extraños ciudadanos con aspecto de pez y con la naturaleza amorfa de Arkham mientras os afanáis en sanarle las heridas a la ciudad.

Dados los extraños cambios que padece la ciudad de Arkham y la progresiva hostilidad de sus habitantes, ¿podrán vuestros investigadores sobrevivir a los ecos de las profundidades?

Un terror escalofriante

Sea cual sea el escenario, vuestros investigadores son cuanto se opone a los Primigenios que deforman la realidad y que amenazan con destruir el mundo por completo. ¿Tenéis lo que se necesita para salvar a Arkham y al mundo manteniendo vuestra cordura intacta? ¡Demúestralo con Arkham Horror 3ª Edición!


 

Ver más