ES · FR
 
Fallout: el juego de tablero

Guía de regalos postnucleares

Que vivas en el Páramo no quiere decir que no puedas tener un detalle

Un escalofrío recorre el aire y, aunque tengamos todo el verano por delante, cuando queramos darnos cuenta el frío viento del invierno nos desgarrará con su zarpazo mortal recordándonos que la Navidad está a la vuelta de la esquina. Claro que para entonces igual estás demasiado ocupado enfrentándote a criaturas radioactivas o inmerso en guerras entre asentamientos como para darte cuenta de ello. Así que aquí tienes el tradicional catálogo de regalos del Yermo. Descubre qué elementos puedes encontrar en Fallout: El juego de tablero que te sirvan como regalos perfectos para cada uno de tus compañeros de juego.

Para los más aguerridos

Él es ese amigo detrás del que te escondes cuando las cosas se ponen feas y algo aterrador se presenta en vuestro camino. Rudos e inquietos, no aceptan un no por respuesta. Son los primeros en ponerse al frente de la batalla, de modo que ya que tú estás haciendo mucho menos por la causa ¿qué menos que ayudarles a enfrentarlos terrores con una armadura de combate sólida? Una carta de servoarmadura hará las delicias de aquellos que disfrutan el arte de la guerra.

Para el donjuán

Mientras que algunos solo saben resolver los conflictos a balazo limpio, siempre mirando la vida a través de la mirilla de su arma, otros prefieren ponerse traje y parlotear para salir indemnes de las situaciones más complejas. Para este tipo de personalidades recomendamos las cartas con prendas prebélicas de la línea de ropa formal, que convierten a quien las viste en el tipo más apuesto e interesante de cualquier reunión.

Para el extraño misterioso

No recuerdas cómo le conociste ni qué conexión tienes con este tipo de jugador, simplemente un día apareció. Pero, claro, te ha salvado el cuello tantas veces que te ves en la obligación de incluirle en la ronda de regalos de las próximas navidades. Lo que pasa es que no le conoces tanto, así que juegas la carta del guardapolvos chamuscado que, además, aporta ese ambiente fresco y casual que a tu nuevo colega le encanta.

Para el hacker

¿Qué puede hacerle ilusión a un fanático de los ordenadores? Es difícil de saber cuando los informáticos tienen a su alcance todo un mundo de posibilidades a poco que sepan programar. Sin embargo, incluso el mayor experto en tecnología necesita prepararse para los horrores del Páramo. De modo que ¿y si usas tus cartas para regalarle un arma de plasma? Tiene palanquitas y botoncitos igual que un ordenador, pero además sirve para acabar con los malos, ¿no es el regalo ideal?

Para el francotirador

Es huraño, apenas puedes conseguir alguna vez que salga de casa porque está atrincherado allí. Y sabes que no puede ir a ninguna parte sin su mochila y sus estimulantes así como algunas chapas extra porque “nunca se sabe cuándo las puedes necesitar”. Este tipo es de los que están atentos hasta al más mínimo detalle, de modo que ¿por qué no ayudarle a cargarse a los monstruos desde una buena distancia de seguridad? Lo has adivinado, lo suyo es que le regales un rifle de francotirador. Aunque, ¿quién no querría un rifle así? Pues que sean dos, pilla otro para ti.

Para los adictos a las emociones fuertes

Un pincho moruno, ya está. Está muy bien usar cartas de armadura con tus amigos guerrilleros, pero llegados a este punto el más duro de los tipos duros solo se conforma con un arma a su altura. Usa la carta de pincho moruno con él, tiene llamas y una cuchilla muy larga. Es muy precisa y sensible al tacto, de modo que ten muchísimo cuidado cuando la envuelvas para regalo. Luego no digas que no te lo hemos avisado.

Para los animalistas

¿Sabes ese tipo que está siempre hablando de su perro, de lo que hizo ayer su perro, de lo listo que es su perro y de lo que quiere a su perro? No te extrañará saber que ese tipo de personas piensan que debería permitirse a los perros ir a cualquier parte. Así que viene bien que las leyes para la regulación de mascotas en el Páramo no sean muy estrictas. ¿Y qué nombre se te viene a la cabeza cuando hablamos de mascotas en Fallout? Sí, claro que sí, ¡Albóndiga! Anda, llévate a tu amigo a Red Rocket y preséntale a nuestro buen amigo canino.

Para el experto en robótica

Si a tu amigo ya no le parece suficiente trastear con el teléfono hasta que consigue instalar aquella aplicación imposible de poner, ¡regálale un robot de verdad! Gracias a los avances tecnológicos anteriores a la guerra, el Páramo está repleto de máquinas brillantes que pueden hacer cualquier cosa. Desde protegerlo hasta devastarlo. Curie, Protecton y Cargobot están listos para llevar a cabo los inteligentes códigos con que están programados y que les convertirán en vuestro mejores aliados.

Para el líder local

Que hay líderes y seguidores todos lo sabemos, y el mundo postnuclear no iba a ser diferente. Tu colega el líder tiene siempre la última palabra, se rige por sus propias reglas y espera que los demás también las sigan. Se alinea con lo mejor de lo mejor para aumentar su capacidad de liderazgo. A este tipo de amigo te recomendamos que le dejes probar las mieles del poder de la posguerra, con las cartas de Paladine Danse o Preston Garvey. Estos tipos tienen conexiones muy especiales que, en el momento menos pensado, pueden salvar la carrera de un líder nato.

Para el químico

Proyectos de ciencia, brebajes, bebidas y mil cosas más. El Yermo es un maravilloso parque de atracciones para experimentos. Cartas de botín que van desde estimulantes hasta psico, pasando por muchos otros elementos que le servirán al amigo científico en su propósito. Con un poco de suerte incluso puede conseguir una carta de influencia si le salen bien los juegos.

Para el ratón de biblioteca

Siempre con la nariz enterrada en un libro, el mayor problema de este amigo tuyo con la vida postnuclear es con quienes no respetan la paz y la tranquilidad necesarias para leer. Así que un regalo perfecto para alguien así es montar guardia durante horas para asegurarnos de que nadie perturba su lectura. Pero mejor darles algo nuevo para leer, algo muy valioso dado que la mayoría de los libros se quemaron en la explosión. Desde obras clásicas hasta la Guía de supervivencia del Páramo, muy útil a la par que entretenida.

Para el coleccionista

Muy pocas cosas sobrevivieron a la guerra nuclear, ya lo sabes, así que muchos residentes del Páramo han comenzado a recoger casi cualquier cosa que no se haya quemado. El propio hecho en sí de coleccionar los más diversos artículos en realidad puede ser un pasatiempo en sí mismo. Si tienes algo de basura por ahí quizá ya tengas el regalo ideal, quién sabe. Ya sabes lo que dicen “los desperdicios de un hombre son el tesoro de otro”. Y si no, oye mira le haces el típico regalo por compromiso y ya está.

Ya lo ves, sean como sean tus amigos con Fallout: El juego de tablero podrás tenerles contentos siempre.


 

Ver más