ES · FR
 
Star Wars: Rebellion

Estoy contigo

Jugar como un equipo y colaborar en Star Wars: Rebellion

En los artículos de Star Wars: Rebellion hemos profundizado en las mecánicas de juego, hemos visto como las reglas trabajan en conjunto con las misiones y la ambientación de Star Wars para crear una experiencia de juego rica en acción narrativa y dramática. En esta ocasión vamos a ver cómo funciona el juego con más de dos jugadores.

Nos acercamos a la fecha de puesta a la venta del juego, así que vamos a explicar el funcionamiento con tres o cuatro jugadores, no solo las variaciones en las reglas, vamos a ver las sensaciones que transmite jugar a Star Wars: Rebellion como parte de un equipo.

Cómo funciona

En una partida de Star Wars: Rebellion con varios jugadores, tus amigos y tú formáis parte del Imperio Galáctico o de la Alianza Rebelde. Asumís el papel bien de Almirante o bien de General, con todos sus poderes y responsabilidades. Además, todos los héroes y villanos del juego están divididos en estas dos funciones y comienzas controlando dos de los líderes iniciales de tu bando.

Las mecánicas de juego no cambian demasiado y los jugadores deben trabajar juntos durante las fases, alternando los turnos según dicte el papel escogido por el jugador. Durante la fase de Asignación el Almirante decide el uso de los líderes azules y el General hace lo propio con los naranja. En combate, el Almirante tira los dados y juega las cartas tácticas para las unidades espaciales, mientras que el General lo hace con las unidades terrestres.

En la fase de Recuperación, el General roba las misiones y decide cuál descartar. Además, el General imperial lanza los droides sonda mientras que el General rebelde roba y mantiene los objetivos de la Alianza Rebelde. Mientras tanto, el Almirante recluta nuevos líderes y construye y despliega nuevas unidades.

La división de poderes y responsabilidades continúa en la fase de Mando, donde el juego en equipo tiene el cambio principal en las mecánicas de juego con respecto a una partida con dos jugadores. En una partida por equipos, la alianza y el imperio no se alternan para realizar acciones. En su lugar, la cara de Juego por equipos de la tarjeta de facción indica el orden de iniciativa para activar un líder o pasar.

Como resultado, la fase de Mando fluye de manera diferente. El Almirante rebelde juega primero, seguido por el Almirante imperial, el General imperial y el General rebelde y de vuelta al Almirante rebelde, así ambos bandos tienen la oportunidad de realizar acciones consecutivas. Esto también se cumple en una partida con tres jugadores, donde el jugador que participa en solitario usa la Alianza Rebelde pero también utiliza la cara de Juego por equipos de la tarjeta rebelde, dividiendo los líderes entre Almirante y General.

Los miembros de un equipo pueden consultar entre ellos y compartir la información que deseen. Pueden mostrarse sus cartas y discutir cualquier cuestión que quieran, ya sea en voz baja, hablando normalmente o en código. La única regla es que este intercambio de información debe ocurrir delante de los oponentes. Esto no es una idea arbitraria; es un concepto importante y deliberado que lleva directamente a la idea de la experiencia de jugar a Star Wars: Rebellion en equipo...

La sensación que transmite

Los cambios de reglas entre la versión de dos jugadores y el juego en equipo se han mantenido al mínimo a propósito, pero la diferencia en la experiencia de juego se nota al instante. Mientras que una partida a dos jugadores se centra más en los cálculos y la estrategia, el juego en equipo es más es una situación social.

El juego en equipo en Star Wars: Rebellion es una experiencia de colaboración. La diferencia de papeles y la división del trabajo no están para reestructurar el juego, están para asegurar que todos los jugadores disfrutan de responsabilidades en las que tienen la última palabra. El equipo puede discutir sobre las misiones a las que enviar a los líderes, y si todo va bien, se llegará un acuerdo. Pero a veces, habrá desacuerdo entre las filas del Imperio Galáctico o entre la Alianza Rebelde, y el hecho de que tienes la última palabra sobre tus líderes significa que tus decisiones están garantizadas, incluso aunque se quiera tener un equipo unido.

Las posibilidades de farolear cambian drásticamente ya que al jugar en equipo tus faroles tienen que pasar por dos contrincantes, pero también tienes la oportunidad de farolear como equipo. Se pueden mantener discusiones que son ficticias para despistar al enemigo, susurrar algo cuando están intentando escuchar, o preguntar algo el uno al otro para ver la reacción de los oponentes.

Con esto se ve que el juego en equipo es algo más que una pequeña revisión de las reglas básicas; combina dos procesos de colaboración que se basan en diferentes habilidades individuales, la discusión de las mejores estrategias y el esfuerzo del equipo por engañar al oponente y también descubrir sus trampas. Para lo primero se necesita un pensamiento analítico y para lo segundo una mentalidad intuitiva.

Reúne a tus fuerzas

Lo importante es que Star Wars: Rebellion ofrece una experiencia de juego satisfactoria en las dos variantes de juego, y querrás probar ambas. ¿Jugarás tu primera partida contra un contrincante frente a frente o con un grupo de jugadores? Muy pronto podrás decidirlo ya que estará disponible para la venta en unos días.


 

Ver más