ES · FR
 
Star Wars: Al Filo del Imperio

Equipados para sobrevivir

Un avance de los nuevos droides, vehículos y equipo de Horizontes lejanos

Estáis llenos de partículas de carbón. Se ve que habéis funcionado mucho.
—Luke Skywalker

Érase una vez un chico granjero de Tatooine que, limpiando un robot, hizo que éste reprodujera un mensaje grabado, desencadenando una serie de acontecimientos que cambiarían la galaxia...

Cuando el destino llama a tu puerta no hay manera de librarse de él. Ni siquiera en un planeta desértico en el borde del universo conocido. Incluso cuando los colonos de Star Wars: Al filo del Imperio viajan hasta los confines de la galaxia para establecer sus nuevos hogares y sus nuevas vidas, el pasado tiene la mala costumbre de acabar atrapándolos. Las grandes obligaciones llevan a la aventura. Y como tus aventuras pueden llevarte a cualquier lugar, es mejor estar preparado.

En Horizontes lejanos, el suplemento para colonos, encontrarás una gran variedad de droides, vehículos, astronaves, armas y equipo que cualquier personaje puede utilizar. Sin embargo, dado que la mayoría de estos recursos están pensados para lidiar con los entornos más hostiles y peligrosos, los colonos de la partida los encontrarán especialmente atractivos.

Droides

Fue la relación de Luke Skywalker con un par de droides lo que le llevó a emprender un camino que acabaría sacándole de Tatooine, le llevaría a la destrucción de la Estrella de la Muerte y terminaría con el triunfo definitivo de la Alianza Rebelde sobre el malvado Imperio Galáctico. Así, decir que los nuevos droides que aparecen en Horizontes lejanos tienen un gran potencial para generar aventuras puede quedarse un poco corto.

Quizá incluso más que en otras zonas de la galaxia, los droides del Borde Exterior son fundamentales para las tareas cotidianas de la sociedad civilizada. En una región donde hay tantos sistemas sin explorar y pueden encontrarse tantos peligros ignotos incluso en los paraísos más acogedores, los droides ayudan a hacer la vida más fácil y segura a sus propietarios orgánicos, sus colegas y sus amigos. Por ello Horizontes lejanos recoge una muestra de droides especialmente comunes en el Borde Exterior, incluyendo el droide policial AC, que ha llegado hace relativamente poco al campo de los autómatas policiales.

Con casi dos metros de alto y sus anchos hombros, el droide policial de la serie AC cuenta con una inteligencia media y una disposición severa e imponente. Está programado tanto para desempeñar tareas policiales habituales como para la intervención rápida para sofocar disturbios. Está cubierto por un impresionante blindaje de placas y su único atisbo de rasgo facial es una banda fotorreceptora horizontal de color rojo. Sin embargo, estos droides no son para todo el mundo: pese a haberse convertido en los droides policiales habituales en el filo de la galaxia, los civiles tienden a menospreciarlos.

Vehículos y astronaves

Hay una creencia extendida: los diferentes planetas del Borde Exterior es donde los vehículos viejos van a morir. Ciertamente, los habitantes de la región trabajan duro para mantener un buen número de deslizadores y vehículos rodantes en funcionamiento mucho tiempo después de haber sido descartados en otras zonas más civilizadas y concurridas de la galaxia.

Después de todo, de nada vale la preparación, la habilidad innata o el equipo especializado si ni el colono ni su equipo pueden llegar a donde necesitan hacerlo. El trabajo que desempeñan los deslizadores, astronaves y andadores de los colonos es casi tan importante como el propio trabajo de estos profesionales.

En Horizontes lejanos encontrarás una gran selección de aerodeslizadores, deslizadores terrestres, vehículos de ruedas y orugas, andadores y cargueros; todos ellos pueden servir para más de un cometido en tiempos de necesidad.

Por ejemplo, el bípode de construcción Jorobado es un andador ligero de trabajo diseñado para desempeñar tareas de construcción e ingeniería civil. Es parecido al AT-PT de la República, y su cabina rectangular está colocada en lo alto de un par de patas de articulación inversa. Sus brazos pueden equiparse con un amplio repertorio de herramientas, tales como cortadores de plasma, sierras, soldadores, taladros, pistolas de aire comprimido y unos manipuladores pequeños y hábiles para el trabajo de precisión.

Armas, blindaje y herramientas

Por lo general los colonos son los personajes de Al filo del Imperio que menos recurren a la violencia si hay otras vías posibles. Sin embargo, sería un error asumir que no necesitan armas o blindaje. La verdad es que en el borde de la galaxia la violencia (y la necesidad de defenderse de ella) es algo común. Por ello, en Horizontes lejanos se presenta un amplio abanico de armas y protecciones, así como un repertorio de herramientas profesionales apropiadas para las especializaciones de los colonos.

El Borde Exterior puede ser un lugar peligroso y despiadado, pero ello no significa que tengas que disparar a matar cada vez que la situación desemboca en violencia. En Horizontes lejanos se presentan varias armas no letales, como el fusil sónico SWE/2 de Telex-Delcor, que si bien puede no resultar muy útil en un tiroteo contra fuerzas imperiales fuertemente armadas, sí es de gran utilidad para un alguacil que quiere labrarse fama de resuelto y también de ecuánime y clemente.

Ese mismo alguacil haría bien en invertir en alguno de los nuevos blindajes de Horizontes lejanos, o incluso en algún equipo reforzado para entornos hostiles. Esta indumentaria puede resultar de utilidad a los colonos no sólo cuando aventurarse en condiciones planetarias extrañas y peligrosas, sino porque tienen más posibilidades de verse expuestos a toxinas en suspensión y a sufrir heridas derivadas de caídas o de entornos inestables.

Por último, aunque quizá serían los últimos personajes de los que se esperaría que llevaran armas, los colonos suelen necesitar material especializado. Los artistas dependen de todo tipo de amplificadores, material de utilería o instrumentos musicales. Los médicos necesitan un buen surtido de equipamiento quirúrgico y suministros médicos. Incluso los políticos tienen la necesidad de acceder de manera remota a comunicaciones, al igual que los comerciantes y los emprendedores necesitan herramientas para sus negocios.

En Horizontes lejanos se presenta una relación diversa de este tipo de materiales, que otorgan beneficios a casi todos los personajes. Además, dado que aportan tantas capacidades especializadas, su inclusión (o exclusión) en tus partidas puede dar pie a una gran variedad de emocionantes aventuras.

¿Podrás imponerte a los salvajes confines de la galaxia?

Como suplemento para colonos de Al filo del Imperio, Horizontes lejanos presenta una amplia variedad de nuevas opciones de personaje y equipo para cualquiera que ansíe explorar y asentarse en la indómita frontera galáctica.

Al tiempo, Horizontes lejanos también ahonda en el concepto de asentamiento de colonos y cómo el Director de Juego puede servirse de éste para dar forma a su campaña. Da igual si en tus partidas hay un personaje colono: el asentamiento es una idea que va más allá de una única profesión y que dota a tu campaña de manera inmediata de un centro de interés y necesidad.


 

Ver más