ES · FR
 
Arkham Horror: El juego de cartas

El que paga manda

Joe Diamond y Preston Fairmont se unen a El círculo roto

Mi padre siempre asistía a todos los encuentros de la Logia, ya que la mayor parte de sus amigos y de su círculo social estaban también entre sus miembros. No obstante, en esas ocasiones se mostraba temeroso. Hablaba de negocios y de deudas, pero estaba claro que aquello iba más allá de simples obligaciones monetarias.” – Preston Fairmont.

Un nuevo equipo de investigadores debe unirse en El círculo roto para enfrentarse a los terrores del macabro pasado de Arkham. Después investigar la desaparición de cuatro personas en una finca de French Hill, tus pesquisas aportan pruebas que apuntan a la brujería. Y aunque empiezas a cuestionar tu propia cordura, de lo único que puedes estar seguro es de que la orden más antigua y prestigiosa de Arkham, La Orden del Crepúsculo de Plata, está de alguna manera conectada con estos sucesos.

Enfrentarse a esta poderosa organización supone una empresa peligrosa, pero hay quienes ya han tenido problemas con la orden y harán lo que sea para exponer su verdadera naturaleza. En este artículo vamos a presentar a Joe Diamond y Preston Fairmont, dos de los nuevos investigadores que pueden unirse a tu equipo en El círculo roto.

El investigador privado

Joe Diamond es un investigador privado que tiene la reputación de encargarse de casos que todos los demás consideran bobadas sobrenaturales. Es muy meticuloso en sus investigaciones, y más vale no tratarle a la ligera. Solicitan sus servicios tanto gente acaudalada como otros más desafortunados. No hay caso demasiado grande, pequeño, extraño o peligroso. Joe sabe por experiencia que las cosas empiezan a ponerse feas justo cuando empiezas a llegar a la verdad, y ahí es precisamente donde le gusta estar.

Joe Diamond (El círculo roto, 2) no es un investigador normal, algo que se ve reflejado de inmediato en su mazo de 40 cartas. Además de los requisitos habituales de construcción de mazo, el de Joe también debe incluir al menos 11 Eventos Inspiración. Durante la preparación de cada escenario, se mezclan 10 de estas cartas y la carta Caso sin resolver de Joe para formar su "mazo de Corazonadas". Luego, cuando comience la fase de Investigación, Joe revela la carta superior de su mazo de corazonadas. Hasta el final de la fase, tiene la opción de jugar esa carta por 2 recursos menos, por lo que podrá jugar eventos cruciales como Búsqueda concienzuda (El camino a Carcosa, 26) o Seguir una Corazonada (Caja Básica, 37) ¡gratis! Incluso revelando una carta que no cumpla con las expectativas de la ronda actual, no perderá la oportunidad de jugarla, ya que al final de la ronda, si no utiliza una carta de Corazonada, deberá devolverla al mazo de Corazonadas.

Joe Diamond nunca ha destacado por su discreción. Siempre suele causar impresión... o, al menos, lo hacen sus Colt de detective 1911 (El círculo roto, 9). Estas armas ocupan ambas manos, pero sus fundas las mantienen libres para que pueda controlar un máximo de dos Apoyos Herramienta, asegurándose de que siempre pueda tener a mano una Lupa (Caja Básica, 30) o un Kit de huellas dactilares (El círculo roto, 24). Más allá de la conveniencia de llevarlas, estas armas de fuego son mortales en combate. Como acción, Joe puede gastar una munición para atacar con sus Colt, aumentando su valor de combate y causando más daño. Si el ataque logra derrotar a su enemigo, Joe puede mover cualquier Evento Inspiración de su pila de descartes a la parte inferior de su mazo de Corazonadas, incluso si esa carta no formaba originalmente parte del mazo al comienzo de la partida. Tal y como le sucede a Joe, estas pistolas no son nada sutiles, pero cumplen su propósito.

El millonario

Preston Fairmont nunca le dio muchas vueltas al origen del dinero de su familia. Lo único que sabía era que tenían de sobra, y se aprovechaba de ello siempre que podía. A veces, su padre parecía preocupado y trataba de explicarle el negocio de su abuelo y las exigencias de algo llamado la Orden Hermética del Crepúsculo de Plata, pero Preston nunca le prestó atención. Más tarde, su padre murió en un misterioso accidente de coche, y la fortuna de la familia de Preston se convirtió en responsabilidad suya. Ahora, Carl Sanford, presidente de la Logia del Crepúsculo de Plata, quiere reunirse con Preston personalmente. Probablemente por primera vez en su vida, Preston ha comenzado a plantearse realmente de dónde proviene el dinero de su familia...

Preston Fairmont (El círculo roto, 3) puede recurrir a su Herencia familiar (El círculo roto, 11) en cualquier momento durante su turno, gastando recursos de la carta como si estuvieran en su reserva de recursos. Estos recursos se actualizan al comienzo de su próximo turno, por lo que nunca lo sorprenderán sin fondos. No obstante, esa riqueza tiene un precio.

Desde que regresó a Arkham, Preston sabe que la Logia del Crepúsculo de Plata está siguiendo todos sus movimientos, así como los del negocio familiar, controlando cada operación que realiza y la fuente de casi todos sus ingresos. En el momento en que Preston obtenga recursos debido al efecto de una carta, estos deberán añadirse a la carta Herencia familiar en lugar de a su reserva de recursos. Si bien puede gastar una acción para transferir todos los fondos de esa carta a su reserva, como no lo haga antes del final de su turno, la Logia intervendrá en sus negocios y perderá todos esos recursos. Aunque su fortuna le sitúa en una posición privilegiada, deberá preguntarse si esa herencia es una bendición o una maldición.

Cuando vivía, el padre de Preston le habló de las "Deudas" de la Logia (El círculo roto, 12), otra “herencia” que ahora le pertenece. Este Pacto cuesta la friolera de 10 recursos para ser jugado y retirado de la partida. Si Preston no puede deshacerse de estas “deudas” antes de que acabe la partida, sufrirá 1 trauma mental. Preston puede que no apreciara especialmente a su padre, pero nunca mancillaría su legado terminando en el lado equivocado de la ley, y por ello tampoco puede tener ninguna carta Ilegal en su mazo. Sin embargo, puede incluir cartas Superviviente de hasta el nivel 2, lo que le proporciona un acceso privilegiado a una plétora de cartas que puede utilizar en las pruebas de habilidad. Preston puede usar su inmensa fortuna para comprar talentos como Licenciado en la calle (Sangre en el altar, 189) y así aumentar sus habilidades en un momento dado, o para contratar la ayuda de aliados como Lola Santiago (El corazón de los ancianos, 196) y Darío El-Amin (El juramento inconfesable, 151).

Obviamente, para Preston las pruebas de habilidad son muy tediosas, por lo que puede optar por ignorarlas con cartas de coste elevado como Distracción astuta (Caja Básica, 78). Mientras que para los demás investigadores estas cartas son un lujo que no se pueden permitir, para Preston son el pan de cada día. Más que cualquier otra cosa, Preston Fairmont sabe que El dinero habla (El círculo roto, 29). Este Favor convierte una prueba de habilidad en una prueba de recursos, por lo que el valor básico de su habilidad para realizar la prueba es igual a la mitad de la cantidad de recursos que haya en su reserva (redondeando hacia abajo). Como millonario, Preston puede que no sea capaz de comprar la felicidad, aunque sí que puede adquirir prácticamente cualquier otra cosa.

Encuentra la verdad

Puede que no sepas la relación que existe entre la Orden del Crepúsculo de Plata y los extraños acontecimientos que amenazan a Arkham, independientemente de que estén del lado del bien o del mal, pero si hay un secreto que descubrir, puedes estar seguro de que los investigadores de Arkham llegarán al fondo de la cuestión en El círculo roto. Con Joe Diamond y Preston Fairmont de tu lado, la naturaleza de la Orden pronto será revelada, pero ¿la verdad que saques a la luz será más letal que las cosas que se esconden en la oscuridad?


 

Ver más