ES · FR
 
Star Wars: Legión

El dúo dinámico

Echamos un vistazo a R2-D2 y C-3PO en la Expansión de campo de batalla Cápsula de salvamento estrellada para Star Wars: Legión

“No sé a qué viene todo este lío pero seguro que es por tu culpa.”

— C-3PO, Star Wars: Una nueva esperanza

Desde reparar un caza estelar hasta traducir el lenguaje binario de los evaporadores de humedad, los droides pueden realizar toda una serie de tareas que otros seres simplemente son incapaces de llevar a cabo. Pero a veces los droides van más allá de aquello para lo que estaban programados y acaban usando sus muchas habilidades para ayudar a sus amigos de maneras totalmente imprevistas. Este es justamente es el caso de R2-D2 y C-3PO.

A lo largo de las Guerras Clon y de la Guerra Civil Galáctica, estos dos emblemáticos droides a menudo se enfrentaron a situaciones extremas en pleno fragor de la batalla, para consternación de C-3PO. Con la Expansión de campo de batalla Cápsula de salvamento estrellada para Star Wars: Legión, puedes hacer que este dúo dinámico de droides sea parte integral de tus batallas de infantería en Star Wars.

Además de la miniatura de una cápsula de escape estrellada de plástico esculpida con todo detalle, esta expansión también incluye miniaturas de plástico de R2-D2 y C-3PO que pueden convertirse en los objetivos de 2 emocionantes escenarios que se desarrollan a través de nuevas cartas de Batalla. Pero R2-D2 y C-3PO pueden ser más que meros objetivos en las batallas en las que participan. 2 cartas de Unidad R2-D2 y 2 cartas de Unidad C-3PO te permiten añadir estos versátiles droides a tus ejércitos de la República Galáctica o de la Alianza Rebelde mientras que 2 cartas de Mejora y 3 cartas de Mando propias de R2-D2 te aportan aún más formas de usarlos en la batalla.

Sigue leyendo. ¡Hoy echaremos un vistazo a las distintas maneras en que R2-D2 y C-3PO pueden ser de ayuda en tus ejércitos!

Una improbable pareja

Aunque un droide astromecánico y otro droide de protocolo pueden parecer fuera de lugar en un campo de batalla, R2-D2 y C-3PO poseen una serie de habilidades y experiencia que los convierten en valiosos aliados para personajes como Luke Skywalker y Leia Organa. Con el sentido de la lealtad de R2-D2 y su empuje para llevarle a él y a su compañero a donde haga falta, estos dos droides forman una de las parejas más memorables de toda la saga de Star Wars. Ellos dos y el inquebrantable vínculo que los hace inseparables están bien presentes en Star Wars: Legión.

De hecho R2-D2 y C-3PO son tan inseparables que son la primera unidad de Star Wars: Legión que incluye la cualidad Contrapartida. Aunque R2-D2 puede ser desplegado por sí mismo como Agente, casi nunca se le ve separado de C-3PO. Como Contrapartida de R2-D2, C-3PO solo puede incorporarse a tu ejército como parte de la unidad de R2, aportando ambos sus capacidades a la unidad.

Una vez que entran en batalla, estos droides forman una pareja complementaria, ayudándose entre sí y al resto de su ejército. Por supuesto R2-D2 es un experto mecánico y puede mantener tus vehículos en forma, incluso en plena batalla. Pero también aprovecha cualquier oportunidad de ayudar de otras maneras y, si puede llegar a una zona de despliegue enemigo, completará una misión secreta que podría llevar a tu ejército un paso más cerca de la victoria.

Una tarea de este tipo requiere atravesar terreno peligroso y, aunque R2-D2 se lanza a la aventura con gusto, C-3PO adopta un enfoque más cauteloso. A pesar de sus frecuentes quejas, 3PO siempre estará ahí para ayudar en situaciones de apuro calculando las probabilidades de éxito. Aunque esta cómica dinámica puede contribuir a que los droides pasen desapercibidos, también puede ayudar a transmitir información útil a una unidad de soldados amiga, facilitando que puedan ser aún más eficaces.

Sea cual sea la misión secreta en la que anden metidos estos droides, seguramente esa debe ser su prioridad, pero esto no significa que no puedan ayudar a tus otros soldados. No importa lo inofensivo que pueda parecer, un gran droide dorado como C-3PO seguro que puede llamar bastante la atención, de manera que puedes usarlo como una distracción muy conveniente.

Por supuesto, este enfoque conducirá inevitablemente a que sufra daños, y ningún androide es capaz de realizar un contraataque significativo más allá de electrochoques de corto alcance o una torpe patada. Pero una de las mayores fortalezas de R2-D2 son los innumerables dispositivos que esconde dentro de su carcasa. Estos dispositivos le hacen superar sus aparentes limitaciones, y sus cartas Mando le permiten desplegar tres de estos dispositivos en momentos y lugares estratégicos durante el curso de una batalla.

Por ejemplo, con una Cortina de humo repentina, R2 puede cubrir la retirada de una unidad aliada o ganar tiempo suficiente para avanzar hacia un objetivo. Del mismo modo, si opta por utilizar sus propulsores para un Despegue, R2-D2 puede compensar su limitada movilidad y el hecho de que no pueda escalar o trepar.

Por si fuera poco, R2 puede incluso hacer un uso creativo de sus numerosos dispositivos, utilizándolos de maneras imaginativas. Combinando sus propulsores con una mancha de aceite, puede generar un Sacrificio espontáneo que aumente enormemente su potencial ofensivo. Este estilo de ataque no solo no tiene cobertura, sino que R2-D2 es libre de proseguir con su misión secreta una vez que haya terminado, probablemente con C-3PO siguiéndole a regañadientes.

Momentos heroicos

¡R2-D2 y C-3PO no están programados para el combate, pero un poco de arrojo y determinación, junto con algunas insistentes objeciones, hacen posible que estos droides protagonicen momentos realmente heroicos que pueden cambiar el curso de tus batallas de Star Wars: Legión!


 

Ver más