ES · FR
 
El Señor de los Anillos: el Juego de Cartas

El brezal marchito

Anunciamos la primera aventura del ciclo Ered Mithrin

Nos alegra anunciar El brezal marchito, la primera aventura del ciclo Ered Mithrin para El Señor de los Anillos el juego de cartas.

Tu pequeño grupo de héroes sigue el camino en busca de un nuevo hogar. Tras seguir el río Anduin en pleno invierno, atravesar el camino del Bosque Oscuro y recorrer las profundas cavernas bajo las Colinas de Hierro, os llega la noticia de que una nueva amenaza espera en las Montañas Grises. Esto os lleva a buscar el Brezal marchito, un valle donde se cree que crían los dragones. Allí tendréis que buscar a un antiguo dragón de hielo que puede acabar con toda la misión.

El brezal maldito ofrece sesenta cartas que incluyen un nuevo héroe, y una historia en la que el grupo intenta acabar desesperadamente con esta amenaza antes de que pueda dirigir su ira contra las tierras salvajes. Pero el camino entre las montañas es traicionero, y el clima es tan peligroso como algunas de las criaturas que se pueden encontrar. Cada paso es más difícil que el anterior, ¿conseguirá el grupo llegar hasta el final, o el brutal frío de las montañas los hará retroceder?

En el límite de las tierras salvajes

Vuestro recorrido por las Tierras Salvajes de Rhovanion os han llevado por las tierras de muchos pueblos de la Tierra Media, desde los beórnidas a los hombres de Valle, y algunos de ellos os acompañan hasta las Montañas Grises en El brezal marchito. El más destacado, Grimbeorn el Viejo que aparece en el juego como héroe por primera vez.

Grimbeorn es un poderoso guerrero capaz de llevar el combate contra cualquier criatura que pueda aparecer en el camino a las Montañas Grises. Pero quizá su mayor fuerza radica en defender a los más débiles. Después de que Grimbeorn el Viejo defienda contra el ataque de un enemigo, puedes gastar uno de sus recursos para declararlo como atacante contra ese enemigo, reduciendo la defensa del enemigo en dos. Esto no solo le permite atacar y defender en el mismo asalto, ser Centinela aumenta sus habilidades y le permite defender y contraatacar contra cualquiera que ataque a otros jugadores.

Aunque vuestra búsqueda os lleva muy al norte del Valle, los habitantes de esa ciudad son conscientes del poder de vuestro objetivo final y han enviado varios aliados para ayudar en el viaje. En principio, el Guardián de Esgaroth puede parecer bastante ordinario. Sin embargo, en cuanto empiezas a vincularle cartas, se puede convertir en una poderosa ayuda. Por cada carta vinculada de jugador distinta que tenga suma uno a voluntad, ataque, defensa y puntos de vida, lo que le convierte en el objetivo natural de cartas como Yelmo de escudero. Equipado con él, el Guardián de Esgaroth pasa a tener dos en voluntad, ataque, defensa y cuatro puntos de vida.

Frío letal

La bestia que estáis buscando está en las rocosas cimas de Ered Mithrin y ese camino no es precisamente fácil. Las Montañas Grises están repletas de cuevas que hay que explorar con la palabra clave Profundo. No hay forma de saber lo que descubrirás en esas profundidades. ¿Encontraréis alguna pista de vuestra presa? ¿o aparecerá un temible Troll de las Nieves?

A pesar de los peligros que habitan en las cuevas, los monstruos no son la única preocupación en las profundidades de las montañas. Los helados vientos del invierno son algo habitual sin importar la época del año y los héroes sentirán los helados vientos durante todo El brezal maldito. El camino puede llevar a través de un Paso de montaña o cruzar unas Cataratas elevadas, donde prácticamente no hay lugar donde refugiarse del clima.

Y cuando llega el mal tiempo, aparecen las dificultades. La Nieve densa puede impedir el avance al agotar a un personaje, y lo que es peor, ningún personaje puede ser preparado por efectos de cartas de jugador. O el grupo puede ser presa del Frío letal y tener que hacer una difícil decisión por cada personaje preparado que controles. ¿Irás más lento agotando a los personajes o decidirás que reciban daño para poder seguir? No importa lo que elijas, siempre debes recordar que un peligro mucho mayor espera entre las cumbres heladas.

Siguiendo el camino

El final del camino está cerca tras días de atravesar empinadas cumbes y caminos estrechos. No importa lo difícil que sea el camino que queda, debes seguir adelante hasta acabar con la bestia que estás buscando. El destino de las Tierras Salvajes está en tus manos.


 

Ver más