ES · FR
 
KeyForge

Confía en tus instintos

Un vistazo a Casa Sombras y Casa Indómita en KeyForge: La Edad de la Ascensión

En KeyForge, te metes en el papel de un etéreo Arconte liderando un diverso equipo en batallas de carácter táctico mientras intentas asegurarte el control de las ocultas Cámaras del Crisol. Con cada Cámara que haces tuya, estás un paso más cerca de alcanzar el pleno conocimiento del Crisol y de ascender más allá de este plano de existencia. Pero la competencia es feroz y solo aquellos que puedan liberar todo el potencial de sus equipos únicos obtendrán la victoria.

En La llamada de los Arcontes, te encontraste por primera vez en este nuevo e infinitamente heterogéneo planeta que se sitúa en el centro del universo. Ahora, en La Edad de la Ascensión, tienes la oportunidad de explorar este mundo más que nunca, ya que cada una de las Casas del Crisol incorpora en sus filas un nuevo conjunto de criaturas, artefactos y tecnología, añadiendo 204 nuevas cartas con 166 cartas del conjunto anterior. A medida que la sabiduría popular y el mismo planeta continúan creciendo y cambiando, se van abriendo ante ti nuevos caminos hacia la victoria y te dan la bienvenida para que viajes más a fondo por las zonas inexploradas del Crisol.

Te invitamos a que dejes de lado por un momento el Crisol que crees conocer y explores las sombras y la naturaleza salvaje que continúan expandiéndose por todo el planeta mientras echamos un vistazo a Casa Sombras y Casa Indómita en KeyForge: La Edad de la Ascensión.

Golpe nocturno

Cuando sus gremios fueron llevados por primera vez al Crisol, los elfos svarr se adaptaron rápidamente a su nuevo entorno, aprendiendo a sobrevivir en las sombras robando recursos y tecnología de otras casas y adaptándolos para satisfacer sus necesidades. Cuando los miembros de esta casa se unen al equipo de un Arconte, sin duda aportan un nivel de astucia e ingenio al conjunto que puede resultar inestimable en la lucha por reunir Æmbar y a la vez frenar el avance de tu oponente.

En La Edad de la Ascensión, Casa Sombras se hace con algunos trucos nuevos que siguen jugando con la idea de manipular el Æmbar. Cartas como Gamyi (La Edad de la Ascensión, 270) e Inversores Furtivos (La Edad de la Ascensión, 269) te aportan útiles recursos extra si tu oponente tiene más Æmbar que tú, dándote la oportunidad de avanzar si vás más retrasado. Algunos incluso llevan esto más allá con acciones como Crónicas del Ocaso (La Edad de la Ascensión, 268), que da un impulso independientemente de si el Æmbar te sonríe o no. Si trabajas junto a Casa Dis o Casa Logos para esconder estas herramientas en tus archivos, con tarjetas como Biblioteca de los Malditos (La Edad de la Ascensión, 75) o Chip de Memoria (La Edad de la Ascensión, 132), puedes dar un gran golpe a la reserva de Æmbar de tu oponente en el momento en que la fortuna de la batalla se te vuelva en contra.

Pero hay algunas figuras que se incorporan a Casa Sombras en La Edad de la Ascensión que no están tan solo centradas en robarle a los incautos. De hecho Brend el Fanático (La Edad de la Ascensión, 284) permite a tu oponente ganar 1 Æmbar cuando entra en juego. Pero si puedes destruirlo, robarás 3 Æmbar, aunque puede resultar una tarea difícil ya que usa la palabra clave Escaramuza, evitando que sufra daño mientras lucha. Puede que tengas que darle un toque más creativo a tus planes para el fanático si alguna vez te encuentras en una situación difícil en la que necesites Æmbar: quizás lo sacrifiques para jugar a Una Vida por Otra (La Edad de la Ascensión, 273) y le infligirás el doble de daño que el poder del enemigo. En el Crisol, la muerte es temporal; tu victoria seguramente justificará cualquier sacrificio que se haga en tu nombre.

En el corazón del bosque

Lejos de los callejones en penumbra de las bulliciosas ciudades del Crisol, Casa Indómita continúa prosperando y evolucionando más allá de los límites de la civilización. Aunque ya son conocidos por su vibrante flora y fauna, en La Edad de la Ascensión, esta casa encuentra una nueva hueste de criaturas que incorporar a sus filas, desde el adorable Pájaro Zumbón (La Edad de la Ascensión, 336) hasta la aterradora Colmillar (La Edad de la Ascensión, 321), así como una nueva colección de brujas que pueden usar y manipular Æmbar de maneras que, para los no iniciados, casi parecen mágicas.

Entre sus filas arcanas hay criaturas diferentes a todo lo que se haya visto en el Crisol hasta la fecha. Por ejemplo, la nueva bruja Dharna (La Edad de la Ascensión, 319) es también una elfo, lo que significa que los svarr de Casa Sombras ya no son los únicos elfos que moran en el Crisol. Cuando se une al equipo de un Arconte en el campo de batalla, sus habilidades como curandera le permiten sanar 2 de daño de una criatura aliada cada vez que cosecha. Mientras tanto, la Bruja del Ocaso (La Edad de la Ascensión, 320) utiliza rituales de lo oculto para que todas tus criaturas entren en el juego preparadas, pero su apego a la nueva palabra clave Omega significa que no podrás usar esta habilidad hasta tu próximo turno. Aún así, esto no quiere decir que deba ser protegida, ya que su naturaleza evasiva puede ayudarle a mantenerse fuera del alcance de los guerreros de tu oponente.

Pero aunque los miembros de Casa Indómita aprendan nuevos trucos y estrategias, su espíritu seguirá siendo en esencia salvaje como lo demuestran cartas que incitan a mostrar con claridad su potencia bruta. De la misma manera que el Simio Vilordo (La llamada de los Arcontes, 363) es capaz de ignorar las palabras clave Provocar y Elusivo mientras ataca, enviar a un enemigo a través de Territorio Vilordo (La Edad de la Ascensión, 346) obliga a tu oponente a perder esas mismas palabras clave durante todo el turno. Puede resultarte muy útil si deseas sacar de entre las sombras a los intrigantes de Casa Sombras como Nudillos Bolton (La Edad de la Ascensión, 271), o ignorar a los caballeros de Sanctum como Challe la Salvaguarda (La Edad de la Ascensión, 216) y destruir su carga protegida. Si puedes dirigirlo a criaturas clave como Lamindra (La Edad de la Ascensión, 272) que pueden otorgar sus palabras clave a otros, puedes eliminar varias veces la amenaza con solo un pequeño esfuerzo. A fin de cuentas, no se puede detener a una criatura con la que no se puede razonar. A veces, solo necesitas saber cuándo estamos ante un momento vilordo.

Una tormenta a la vista

La Edad de la Ascensión ya ha llegado y es ahora el momento de enfrentarte a tus enemigos y reclamar lo que te corresponde. ¿Estás listo para enfrentarte a los desafíos únicos de esta nueva era? Confía en ti mismo, sigue tus instintos y la victoria llegará.


 

Ver más