ES · FR
 
Star Wars: X-Wing Segunda Edición

Calentando motores

Un adelanto táctico de combate para Star Wars: X-Wing Segunda Edición

Aunque pueden ser infinitesimales en comparación con las grandes naves, los cazas estelares pueden hacerte ganar la batalla estelar. Después de todo fue un solitario x-wing T-65 el que destruyó la Estrella de la Muerte, logrando una gran victoria para la Alianza Rebelde. En Star Wars: X-Wing Segunda Edición tienes la oportunidad de entrar en una nueva era de batallas espaciales al frente de un escuadrón de pequeñas naves preparadas para grandes retos. Vamos a examinar las acciones que puedes realizar poniendo en práctica el sistema de movimiento del juego y maniobrando con precisión tu nave para llevar a cabo tu estrategia de combate. Afina tu estilo de vuelo, elige bien tu siguiente paso porque solo tienes un objetivo: abrir fuego y eliminar las naves enemigas. Vamos a ver cómo.

Ataque rápido

Cada ronda de Star Wars: X-Wing Segunda Edición gira en torno de lo mismo, atraer a las naves enemigas y atacarlas. Según avanza el combate, la tensión aumenta. Las batallas tienen el tempo rápido de una contienda espacial y cada decisión estratégica que tomas debe repercutir en que tu ataque sea lo más mortífero posible para tus rivales.

El primer objetivo de cualquier enfrentamiento es poner a tu enemigo a tiro y, una vez que lo hagas, elegir el arma que usarás para el ataque. Para cada arma tienes que lanzar una cantidad diferente de dados de ataque y cada una tiene su propio conjunto de efectos una vez que se dispara. Como mínimo siempre vas a poder disparar los cañones blaster primarios de una nave, lanzando el mismo número de dados de ataque rojos que el valor de ataque que aparezca en tu carta de piloto. Si te ha tocado defenderte de un ataque enemigo lanzas un número de dados de defensa verdes iguales al valor de agilidad de tu carta de nave. Todos los éxitos de quien se intenta proteger del ataque cancelan los golpes obtenidos por el agresor, de modo que es importante asegurarse al atacar de hacer todo el daño posible.

Para ello, una solución es usar un arma secundaria con un poco más de potencia. Cada una de estas armas te brinda más opciones tácticas en combate. Lanzar una descarga de torpedos de protones, por ejemplo, te permite tirar cuatro dados de ataque y convertir un buen resultado de ataque en un golpe crítico. Sin embargo, este poder adicional no está exento de límites. En Star Wars: X-Wing Segunda Edición, las armas secundarias como los torpedos tienen un número finito de cargas. Cada vez que se usa una de estas armas, una de sus cargas pasa hacia el lado inactivo. Cuando todas sus cargas estén inactivas no puede usarse de nuevo.

Además de proporcionar potencia de fuego extra, algunas armas ofrecen más versatilidad invitándote a subvertir los requisitos de ataque normales. Bombas como las cargas sísmicas, por ejemplo, pueden dejarse caer en el camino de las naves enemigas obligándolas a alterar su trayectoria de vuelo o provocándoles daños adicionales. Aún otras armas, como las torretas, te dan un mayor grado de libertad cuando estás determinando dónde disparar. En lugar de depender del radar de disparo delantero de una nave, estas armas pueden girar para disparar en otras direcciones.

Sin embargo, a diferencia de en la primera edición del juego, tus torres no pueden disparar en todas las direcciones a la vez. Dependiendo de la nave, solo podrás disparar las torretas en una o dos simultáneamente. Además, girar las torretas requiere una acción por lo que debes elegir el ángulo de tiro con prudencia para sacarle el máximo partido a estas armas. Los pilotos más avispados pueden usar esto en su propio beneficio, manteniendo su rumbo pero a la vez disparando a las naves enemigas con una torreta de cañones de iones. Este efecto solo se ve reforzado si tienes una torreta de disparo veterana en tu nave, que te ofrece ataques a dos direcciones diferentes durante una ronda.

La Fuerza es mi aliada

Como vimos cuando Luke Skywalker disparó sus torpedos de protones al canal de ventilación de la Estrella de la Muerte en Star Wars: Una nueva esperanza, la Fuerza puede ser un poderoso aliado durante la más feroz de las batallas espaciales. En Star Wars: X-Wing Segunda Edición, la adición de poderes de la Fuerza agrega nuevas dimensiones al juego, dándote incluso más opciones estratégicas. Simplemente tener cargas de Fuerza para modificar tus dados afecta de forma de realizar maniobras y las acciones que puedes llevar a cabo. Pero esta herramienta se vuelve más útil aún cuando equipas a tus pilotos sensibles a la Fuerza con cartas de mejora.

Estas cartas profundizan la conexión de estos pilotos con la Fuerza, desbloqueando nuevas habilidades y dándoles la capacidad de realizar hazañas que dejarán asombrados incluso a los más hábiles pilotos. Por ejemplo, estar en sintonía con la Fuerza puede ayudar a un piloto a Elevar la Percepción, elevando sus sentidos a un nivel en el que pueda atacar a cualquier otro piloto. De forma similar, si un piloto deja que la Fuerza fluya a través de él, puede gastar una carga de Fuerza para disparar un arma secundaria con Instinctive Aim, ignorando los requisitos normales.

En Star Wars la Fuerza conecta todas las cosas, y aquellos entrenados en sus caminos pueden ir más allá de sí mismos y sentir la presencia de quienes les rodean. A veces, incluso pueden Sentir sus Intenciones, descubriendo lo que harán a continuación. Este poder de la Fuerza te permite mirar el selector de maniobras de una nave cercana y surte efecto durante la nueva Fase de Sistema, que te permite activar ciertas habilidades entre las que se encuentran activar naves en secreto o configurar el selector sin que nadie se percate.

Si bien, como podemos comprobar, la Fuerza es una poderosa herramienta que le da a los que están conectados a ella habilidades sobrenaturales, usarla tiene su precio. La mayoría de los pilotos que pueden usar la Fuerza solo tiene un puñado de cargas de Fuerza a su disposición y, aunque normalmente recuperas una carga de Fuerza al final de cada ronda, debes seleccionar cuidadosamente cuál de tus poderes usar para sacar el máximo provecho de ellos.

Entra en combate

Gracias a tus precisas maniobras y tus reflejos endiabladamente rápidos, tienes una nave enemiga a la vista. Es hora de aprovechar esta oportunidad y lanzar un ataque devastador. Una nueva era de batallas espaciales intensas y vertiginosas llegará pronto a tu mesa de juego con Star Wars: X-Wing Segunda Edición.


 

Ver más