ES · FR
Star Wars: Rebellion

Asume el mando

Repasamos la fase de Mando en Star Wars: Rebellion

Tenemos un nuevo enemigo, el joven rebelde que destruyó la Estrella de la Muerte. No me cabe duda de que este muchacho es el vástago de Anakin Skywalker.
- Emperador Palpatine

En nuestro anterior artículo, vimos la importancia de los líderes en Star Wars: Rebellion, sus Habilidades, las misiones y las elecciones que debes tomar durante la fase de Asignación. Por supuesto, también mencionamos el resto de acciones que pueden realizar los líderes, y que no se podían llevar a cabo hasta no alcanzar la segunda fase: la fase de Mando.

En este artículo veremos lo que puede suceder en la fase de Mando, y las maneras en las que puedes utilizar a tus héroes para activar sistemas o para interferir en las misiones y batallas que lleve a cabo tu enemigo.

La fase de Mando

Una vez que la Alianza Rebelde y el Imperio Galáctico han terminado de asignar líderes a las misiones, se pasa a la fase de Madro. En esta fase los jugadores resuelven misiones, coordinan el movimiento de sus unidades y posiblemente entablan combate.

Al igual que en la fase de Asignación, el jugador Rebelde actúa primero y puede revelar una misión o activar un sistema.

Revelar una misión

Cuando decidas que alguno de tus líderes puede intentar la misión en la que está asignado, revela esa misión y léela  en voz alta.

La mayoría de las cartas de misión tienen como requisito principal que las emprendas en sistemas concretos, y a menudo también van más allá y ponen condiciones adicionales acerca de los sistemas en los cuales pueden completarse. Por ejemplo, la misión Planos robados sólo puede intentarse en cualquier sistema que contenga una unidad Imperial, mientras que Recabar información sólo puede intentarse en sistemas Rebeldes. Después de revelar la carta de Misión, debes declarar dónde va a emprenderla, poniendo al líder asignado en el sistema indicado del tablero de juego.

Es preciso tener en cuenta que las misiones funcionan de manera diferente dependiendo de si aparece en su carta el término “resuelve” o bien si aparece el término “emprende”. Si tienes un líder con los iconos de Habilidad apropiados asignado a la misión, como por ejemplo a la misión Investigación y Desarrollo que utiliza el término “resuelve”, tu adversario no podrá oponerse a esa misión, y esta tendrá éxito automáticamente. Por otro lado, si tu misión utiliza el término “emprende”, después de poner a tu líder en el sistema en el que tratarás de llevar a cabo la misión, tu adversario tendrá la oportunidad de oponerse a ella.

Misiones con oposición

Después de declarar dónde estás tratando de llevar a cabo la misión, tu adversario puede enviar a un líder de su reserva para oponerse a esa misión.

  • Si tu adversario decide no oponerse a la misión esta tiene éxito automáticamente, aunque para revelar la carta de misión debes cumplir los requisitos de Habilidad de la misma.
  • Si tu adversario elige oponerse, coloca su líder en el sistema en el que tu héroe trata de completar la misión. Después, tanto tú como tu adversario tiráis los dados para determinar el resultado. Por cada icono que tenga el líder y que corresponda con la Habilidad de la misión, añade un dado a tu reserva.

Obtienes un éxito por cada impacto e impacto directo que obtengas, y cada especial que logres proporciona dos éxitos. Si consigues más éxitos que tu adversario, resuelves la misión.

Por ejemplo, después de que Elena declarase intentar establecer contacto diplomático con los habitantes de Mon Calamari, Carlos decide que el Emperador Palpatine debería intervenir, así que mueve la ficha del Emperador Palpatine que está en su reserva hasta el sistema Mon Calamari. Por lo tanto Mon Mothma deberá enfrentar su capacidad diplomática contra la del Emperador.

También hay que señalar que cada líder situado en el sistema contribuye con sus iconos que correspondan con los de la misión, lo que aumenta las probabilidades de éxito si emprendes una misión crítica en un sistema donde ya tengas un líder de una misión anterior. Por el contrario, es más difícil resolver una misión en un sistema donde tu oponente ya tenga un líder, tu intento podría encontrar la oposición de varios líderes enemigos.

Como ya vimos en el anterior artículo, algunas misiones muestran la imagen de un líder en concreto. Si ese líder encuentra oposición en cualquier momento, automáticamente añade dos éxitos a su total.

Activar un sistema

Durante la fase de Mando también tienes la oportunidad de mover tus flotas, usando a tus líderes para activar sistemas.

Para activar sistemas, deberás coger uno de tus líderes de la reserva y colocarlo en un sistema del tablero de juego. Entonces puedes mover cualquiera de tus naves en sistemas adyacentes hasta el sistema activado. La excepción son los sistemas separados por zonas rojas, ya que esas zonas indican que no hay rutas hiperespaciales entre los sistemas.

Al activar un sistema también puedes mover las tropas terrestres, siempre que las naves movidas tengan capacidad de carga suficiente. La capacidad de carga de cada nave aparece en la esquina inferior izquierda del icono de nave en tu tarjeta de facción. Los jugadores Imperiales deben tener en cuenta que los cazas TIE no llevan hiperimpulsor, así que deben transportarse de igual forma que las unidades terrestres.

La diferencia entre unidades espaciales y terrestres es evidente por su despliegue en el tablero. Las unidades terrestres se colocan sobre el planeta de cada zona, mientras que las naves permanecen en el espacio alrededor del planeta.

Si el Imperio Galáctico traslada unidades terrestres a un planeta neutral sin ocupar o a uno afiliado con la Alianza Rebelde, ese planeta es subyugado, no podrá suministrar recursos a la Alianza Rebelde y enviará una parte de sus recursos al Imperio Galáctico.

La diferencia entre la sección espacial y la planetaria de un sistema no sólo indica si el planeta subyugado, también ofrece más información. Las fuerzas enemigas pueden compartir el mismo sistema si una de ellas sólo dispone de unidades espaciales y la otra sólo unidades terrestres. Sin embargo, si mueves naves hasta un sistema con naves enemigas, o transportas unidades terrestres hasta un planeta con tropas enemigas, entonces se entabla un combate inmediatamente, que repasaremos en un artículo dedicado a las batallas.

Un juego de tablero de confrontaciones épicas

Gracias a la fase de Mando, tu adversario y tú enviaréis vuestros líderes a través de la galaxia en misiones secretas y coordinando el movimiento de vuestras fuerzas. Podrás forjar alianzas con habitantes de lejanos planetas, lanzar atrevidas incursiones, subyugar planetas, y enfrentarte a tu enemigo en combate.

Aunque lo realmente importante es que comenzarás a ver como una historia aún mayor se desarrolla y las mecánicas de juego se diluyen, dejando paso a la épica naturaleza de la galaxia de Star Wars y la urgente necesidad de ajustes tácticos para asegurar que tu estrategia permanece intacta, incluso cuando te enfrentes a pérdidas militares y a los crueles giros del destino.


 

Ver más