ES · FR
Star Wars: Destiny

Aprende los caminos de la Fuerza

Vamos a dar un vistazo a las cartas en Star Wars: Destiny

¡Descubre el universo de Star Wars: Destiny y sus apasionantes duelos! Como ya hemos visto con anterioridad, este juego coleccionable de dados y cartas para dos jugadores te permite representar cualquier batalla que puedas imaginar entre los héroes y villanos más icónicos de la saga de Star Wars. En cada partida podrás reunir a un pequeño equipo de personajes y combatir contra tus enemigos en busca de la victoria. Para ganar la partida deberás ser el último jugador que conserve a su equipo de personajes.

En nuestro primer artículo echamos un vistazo a los dados que forman el corazón de las mecánicas de juego de Star Wars: Destiny. Puedes utilizar los dados para obtener recursos, activar capacidades especiales, proteger con escudos a tus personajes, descartar recursos y cartas de tu oponente, y lo que es más importante, para dañar a los personajes enemigos. Aun así, no puedes ganar una partida de Star Wars: Destiny solo con los dados. También dispones de un mazo de 30 cartas para apoyar a tus personajes y a tus dados, así que esta vez vamos a ver con más detenimiento las cartas que pueden aparecer en un mazo.

El sable de luz de tu padre

Al inicio de una partida tus personajes comienzan en juego, pero no así el resto de tus cartas que se encontrarán en tu mazo de 30 cartas. Para poder poner en juego una de esas cartas, ya se trate de un Evento, una Mejora, o bien una carta de Apoyo, necesitarás realizar una acción además de pagar el número de recursos indicados en la esquina superior izquierda de esa carta.

Las cartas de Evento se juegan para obtener un efecto inmediato y después descartarlas. Por ejemplo, puedes jugar No te pongas nervioso para que cada jugador robe 2 cartas. Este evento no cuesta recursos, pero precisa de una acción para poder jugarse. Las cartas de Evento nunca tienen asociadas un dado pero, a pesar de ello, juegan un papel importante en tu mazo. Jugar una carta de Evento como Filas interminables puede rejuvenecer a tu equipo y equilibrar la balanza de una batalla a tu favor.

El segundo tipo de cartas que puedes encontrar en tu mazo son las cartas de Mejora como, por ejemplo, Comunicador. Estas cartas se juegan desde tu mano y se vinculan inmediatamente a uno de tus personajes independientemente del color de la carta de Mejora y del color del personaje. Una vez en juego, estas cartas de Mejora aumentan las capacidades de tu personaje. Algunas de estas cartas pueden proporcionar un dado adicional que podrás lanzar junto a los demás dados de tu personaje cuando lo actives. Las cartas de Mejora pueden ser muy poderosas, pero si el personaje mejorado abandona el juego, ¡todas sus cartas de Mejora vinculadas también lo harán!

El último tipo de carta son las cartas de Apoyo. Una vez jugada desde tu mano, una carta de Apoyo permanece en juego independientemente de lo que les suceda a tus personajes. Algunas cartas de Apoyo vienen con su propio dado que podrás lanzar junto a tu reserva si activas el Apoyo, tal y como harías con un personaje. Otras cartas de Apoyo no vienen con dado alguno, pero sus efectos dan apoyo a tus personajes en el campo de batalla.

Gracias a tu mazo de cartas de Evento, cartas de Mejora, y cartas de Apoyo, serás capaz de apoyar a tus personajes, sorprender a tu oponente, obtener opciones adicionales y aportar más dados a la partida, lo que te dará los medios necesarios para acelerar tu mazo y estar más cerca de la victoria.

Tus cartas tienen otro propósito. Como una acción de tu turno, puedes descartar una carta de tu mano para elegir y volver a lanzar uno o más dados de tu reserva de dados. La mayoría de los dados suelen tener al menos una cara vacía, durante una partida tendrás muchas ocasiones en las que deberás decidir si volver a lanzar un dado y así beneficiarte de otro resultado. Incluso, si no obtienes una cara vacía, podrías obtener una importante ventaja si decides volver a lanzar los dados en busca del resultado que quieres conseguir.

Controlando el campo de batalla

Una vez elegido tu equipo de héroes y diseñado tu mazo, todavía te quedará tomar una decisión acerca de otra carta de gran importancia. Esa carta es tu campo de batalla, y conforma el escenario y trasfondo en el que se llevará a cabo la partida.

Ambos jugadores tienen su propio campo de batalla y, al principio de una partida a Star Wars: Destiny, deberás elegir el campo de batalla en el que transcurrirá la partida. Para ello los jugadores lanzan los dados de todos sus personajes y suman los valores de resultado obtenidos en ellos. Aquel jugador que haya obtenido la suma de valores de resultado mayor elige el campo de batalla para esa partida. Cabe destacar que no necesariamente debes elegir tu campo de batalla: si eliges tu campo de batalla comenzarás la partida controlando el campo de batalla, pero si eliges el campo de batalla de tu oponente, comenzarás la partida con una bonificación de 2 escudos para tus personajes.

Aunque el control del campo de batalla se determina de inmediato al principio de la partida, ese control irá cambiando de manos a lo largo de la misma. Como una acción de tu turno puedes reclamar el campo de batalla para coger esa carta y ponerla frente a ti. Al reclamar el campo de batalla te aseguras de ser el jugador inicial durante la siguiente ronda, algo que puede ser bastante importante por si quieres ser el primero en golpear. Por otro lado, al reclamar el campo de batalla, deberás pasar automáticamente en todas tus acciones restantes durante lo que queda de ronda, permitiendo así que tu oponente pueda jugar con más libertad. Buscar el equilibrio entre tus planes para la siguiente ronda y los planes para la ronda actual, además de decidir exactamente cuándo quieres finalizar tu turno, son algunas de las decisiones más importantes que llevarás a cabo durante una partida de Star Wars: Destiny, siendo estas decisiones algo que podrán llegar a determinar el desarrollo del resto de la partida.

Y por si todo esto fuera poco, hay una gran cantidad de campos de batalla para elegir, y cada uno de ellos tiene un efecto único que puedes activar en el mismo momento en el que lo reclamas. Por ejemplo, puedes elegir como campo de batalla la carta Arsenal imperial, que te permite jugar una carta de Mejora reduciendo su coste en el momento en el que reclamas ese campo de batalla. También puedes enfrentarte al peligroso entorno que supone el campo de batalla Base separatista en Mustafar. Esa carta tiene el siguiente texto: Cada adversario elige e inflige 1 punto de daño no anulable a 1 de sus Personajes. Seguramente querrás elegir un campo de batalla que combine con tu estrategia, pero incluso en aquellas partidas en las que no lo consigas, saber cuándo y cómo controlar el campo de batalla es de crucial importancia para poder obtener la victoria.

Encuentra tu planeta

La galaxia de Star Wars está compuesta por innumerables planetas, y los duelos en Star Wars: Destiny pueden desatarse en cualquiera de ellos. ¡Elige un mazo de cartas de Apoyo, reclama tu campo de batalla y tu lugar en la saga!


 

Ver más