ES · FR
 
Star Wars: X-Wing Segunda Edición

Apodérate de la galaxia

Un adelanto del Pack de Escuadrón Siervos de la Discordia para Star Wars: X-Wing Segunda Edición

"¡Aplastadlos! ¡Hacedlos sufrir!" ─ General Grievous, Star Wars: La Venganza de los Sith

Tras siglos de paz, la guerra ha estallado a una escala sin precedentes por toda la galaxia de Star Wars. Respaldada por poderosas megacorporaciones como la Federación de Comercio, la Tecno Unión y la Junta de Consumo, la Alianza Separatista ha hecho añicos la República Galáctica, movilizando a miles de sistemas estelares para su causa.

En el corazón de esta ofensiva se haya el pérfido general Grievous, quien está al mando de interminables legiones de cazas droide. Coordinados por astutos droides tácticos, estos enjambres de cazas clase Buitre interconectados en red atacan mundos inocentes, obligando a la República a mantenerse a la defensiva.

Al combinar la increíble potencia de un caza estelar Belbullab-22 con la avanzada tecnología de dos cazas droide clase Buitre, el Pack de Escuadrón Siervos de la discordia es la manera perfecta de empezar a formar tus escuadrones de la Alianza Separatista, ya seas un jugador veterano o acabes de adquirir una Caja Básica del juego. Ambas naves te ofrecen estilos de juego completamente únicos que ayudan a definir a los Separatistas como una facción tan acostumbrada a desplegar grandes enjambres de cazas sacrificables como a hacer uso de naves fuertemente armadas.

Aparte de las naves individuales, en esta expansión también encontrarás muchísimas opciones para configurar a tu gusto tus escuadrones Separatistas. Además de las tres miniaturas de cazas estelares, el Pack de Escuadrón Siervos de la Discordia también contiene catorce cartas de Nave (cinco para el Belbullab-22 y nueve para los cazas droide clase Buitre), así como 48 cartas de Mejora, permitiéndote personalizar tus escuadrones como te parezca más adecuado.

Alimenta tu ambición

Aunque el enfoque del combate espacial adoptado por los Separatistas se ha visto definido en gran medida por el uso de grandes grupos de ataque de cazas estelares droides baratos y sacrificables, acechando justo detrás de ellos hay un tipo de caza estelar completamente distinto. A diferencia de los otros tipos de cazas más desechables que también fabrica para los Separatistas, Ensamblados Escalables Feethan Ottraw diseñó el Belbullab-22 con una sólida combinación de potencia de fuego, resistencia y velocidad, convirtiéndolo en el caza preferido de los mejores pilotos orgánicos de la Alianza Separatista.

Aunque tal vez no sea tan agresivo como el caza droide clase Buitre, el Belbullab-22 sigue siendo un caza estelar muy maniobrable que ofrece a sus pilotos diversas opciones para encarar el combate. Lo más importante es que, además de un selector que les permite mantenerse a la par de los droides que acabará liderando en batalla, el Belbullab-22 es capaz de enlazar tanto una acción de impulso como de tonel volado con una de concentración, ofreciéndoles la ocasión perfecta para asestar un devastador ataque.

Con estas herramientas a su disposición, los tres pilotos limitados de Belbullab-22 incluidos en el Pack de Escuadrón SIervos de la Discordia son capaces de encarar los combates como mejor prefieran. Un piloto como el General Grievous, por ejemplo, siempre está a la ofensiva, y lo más probable es que utilice la capacidad de su nave para llevar a cabo toneles volados e impulsos con los que eludir los arcos de fuego enemigos. ¡Escaparse de los arcos de fuego no sólo le ayuda a evitar los disparos enemigos, sino que también le proporciona la oportunidad de volver a tirar hasta dos dados de ataque!

Pero no todos los pilotos comparten el particular carácter agresivo del general Grievous. Es muy probable que los pilotos de Belbullab-22 acudan a la batalla acompañados de una escolta de droides, y estos otros pilotos están preparados para dicha eventualidad. Como capataz de la Tecno Unión, Wat Tambor conoce los beneficios de utilizar cazas droide para mantener ocupados a sus enemigos. El propio Tambor puede efectuar su ataque aprovechando esta distracción, volviendo a tirar un dado de ataque por cada nave aliada que esté calculando a alcance 1 del defensor.

Combatir a distancias tan cortas puede resultar peligroso para una nave carente de escudos como el caza droide clase Buitre, pero Tambor puede optar por incordiar a sus enemigos con un Piloto automático de Feethan Ottraw que le permita ir potenciando su capacidad especial a lo largo de varias rondas. Para una máxima eficacia, ese Belbullab-22 puede estar equipado con Blindaje de impenetranio, otorgándole dos oportunidades a lo largo de la partida para descartar una carta de Daño boca arriba de tipo Nave.

Aunque la mayoría de jefes de escuadrilla separatistas ven sus cazas droide como meros peones sacrificables empleados para obtener una ventaja táctica, el Capitán Sear reconoce el valor de la superioridad numérica. Mientras una nave aliada que esté cerca del Capitán Sear efectúa un ataque principal contra una nave que esté situada en su arco de disparo centrado, esa nave podrá además gastar una ficha de Cálculos para anular uno de los resultados de evasión del defensor. Si el Capitán Sear está al mando de un grupo de cazas droide lo bastante numeroso, podrá abrirse paso a través de las defensas enemigas abrumándolas con su gran número de efectivos.

Un intelecto despiadado

Tanto la República como la Alianza Separatista se han visto obligadas a tomar medidas drásticas para mantenerse a la par en la rápida escalada bélica. Mientras la República recurre a legiones de soldados clon para que piloten sus cazas estelares en la batalla, los Separatistas han adoptado un enfoque totalmente diferente. Rechazando casi por completo el uso de pilotos orgánicos, en vez de eso confían en la innovadora tecnología de los cazas estelares droide para que cumplan sus objetivos.

Además de evitar la pérdida de pilotos vivos, este novedoso enfoque del combate espacial también proporciona otras ventajas. La principal de ellas es que los cazas droide clase Buitre son capaces de efectuar una amplia variedad de maniobras que podrían resultar fatales para los cuerpos de los pilotos orgánicos. Perfectamente cómodos efectuando giros cerrados, estos cazas pueden cambiar rápidamente de dirección con un giro koiograno de velocidad 1 o un giro Tallon de velocidad 2, convirtiéndolos en un elemento impredecible de cualquier escuadrón Separatista.

La introducción de cazas estelares droide en Star Wars: X-Wing Segunda Edición también trae una nueva manera de pensar cómo se controlan estas naves. En vez de estar sujetas a los antojos de un piloto individual, la conducta de los cazas droide clase Buitre está dictada por su programación y conjuntos de protocolos. Como resultado, estos cazas estelares droide traen con ellos las primeras cartas de Nave limitadas con valores de 2 y 3.

En Star Wars: X-Wing Segunda Edición hemos visto hasta ahora muchas cartas limitadas con un valor de 1 que impiden a los jugadores incluir más de una carta con ese nombre en su escuadrón. En la tercera oleada, sin embargo, algunas cartas están señaladas con dos o tres puntos delante de su nombre, indicando que el jugador puede incluir esa misma cantidad de cartas en su escuadrón. Por ejemplo, un escuadrón puede contener hasta tres copias de Cazador preciso, lo que te proporcionaría tres cazas droide clase Buitre capaces de disparar con precisión quirúrgica. De igual manera, un Prototipo de Haor Chall es capaz de reaccionar rápidamente a los constantes cambios de la batalla, por lo que todo escuadrón que disponga de dos de ellos tendrá más oportunidades para reaccionar a los ataques enemigos o atraer sus disparos.

Independientemente de qué programación elijas para tus cazas droide, estos siempre actúan mejor como una unidad interconectada. Todo caza droide clase Buitre puede gastar fichas de Cálculos de naves aliadas que tenga a alcance 0─1 para modificar sus resultados de concentración tanto en las tiradas de ataque como en las de defensa, volviéndolos mucho más mortíferos cuando están presentes en gran número. Algunos cazas droide, como DFS-081, aprovechan aún más esta capacidad, permitiendo a las naves cercanas gastar una ficha de Cálculos para transformar todos sus daños críticos en daño normal. Dado que un par de daños críticos pueden bastar para destruir a un caza droide, DFS-081 puede resultar un recurso muy valioso para cualquier escuadrón Separatista.

Por último, puede que los cazas droide clase Buitre carezcan del ingenio de los pilotos orgánicos individuales, pero es posible que ninguna otra nave esté mejor preparada que uno de ellos equipado con Puntales de agarre para volar entre asteroides y desechos espaciales. En vez de evitar estos obstáculos como la mayoría de las naves, los cazas droide se limitan a abrir sus Puntales de agarre cuando se solapan con un obstáculo, lo que les permite cambiar rápidamente de dirección o emplearlo como una útil plataforma de tiro.

Abajo la República

La República Galáctica ha sido puesta al borde del colapso bajo el implacable asalto de los Separatistas. Reúne a tus cazas droide con el Pack de Escuadrón Siervos de la discordia y acaba con ella de una vez por todas.


 

Ver más